Agencia

Luego de haber discutido el componente de la estructura, resulta necesario para Wight abordar también brevemente lo que entendemos por agencia. De esta forma se habrá ampliado con más detalle lo que está en juego en el problema agente-estructura (a nivel más general, y también para el campo de las Relaciones Internacionales), y cómo existen soluciones diferentes que no implican adoptar una posición positivista. El caso más inmediato y evidente donde se manifiesta dicha necesidad es cuando atribuimos agencia a los Estados. Wight considera que sin ese rasgo, las Relaciones Internacionales podrían perder un carácter distintivo y ser subsumidas en macro-sociología, historia y teoría política. El caso más extremo en IR  sería Wendt, quien afirma en sentido realista que los Estados tienen agencia y que son personas.

Wight rechaza la posición de Wendt, pero sin sostener la esperable posición opuesta: que los Estados son ficciones útiles reducibles a acciones individuales (individualismo ontológico y metodológico). Otros como David Easton piensan que ni siquiera es útil hablar de “Estado” y promueven un análisis basado en acción individual en el marco de un “sistema político”. Los Estados para Wight sí son reales, con poderes causales, pero no deben ser tematizados como personas. Los positivistas al ser instrumentalistas resuelven el problema diciendo que es posible tratar a los Estados como si tuviesen agencia, en tanto ficción útil, si es que ello permite explicar ciertos fenómenos a nivel internacional. La discusión de lo que es agencia es importante, porque dependiendo de cómo se conciba es posible atribuirla exclusivamente a seres humanos, o a todo tipo de entidad (como en el caso de la teoría del actor-red de Bruno Latour). En el caso de Wendt, una versión realista y extrema sobre los Estados, lo que implica decir que los Estados son personas es que (1) tienen un entendimiento de lo que hacen; (2) pueden dar razones por sus acciones; (3) pueden monitorear su comportamiento; y (4) pueden tomar decisiones. Esto es una consecuencia necesaria para Wendt por distinguir la agencia como algo vinculado a seres sapientes (ubicándose, así, más cerca de visiones organicistas y colectivistas del Estado). Wight quiere cuestionar el antropomorfismo de Wendt, pero sin reducir el Estado a una pura mera acción de individuos.

El problema del argumento de Wendt está en partir de constatar que los individuos organizados colectivamente piensan y actúan, para pasar a inferir que el Estado piensa y actúa. Pero para Wight también es importante destacar que los Estados no son solamente un colectivo de individuos. Siguiendo a Marx, Wight sostiene que los Estados también son un ensamblaje institucional complejo que involucra recursos materiales, prácticas, discursos y configuraciones estructurales, fuera de ser susceptible de tener responsabilidad política y personalidad jurídica (lo que no es equivalente, sin más, a tener personalidad psicológica). Si esta concepción del Estado es correcta, es posible tener una vía alternativa al reduccionismo de los individualistas, al instrumentalismo de los realistas estructurales y al antropomorfismo realista del constructivismo de Wendt. El Estado sería, pues, una forma social construida que actúa a través de la acción de seres humanos, donde hay la posibilidad de acción colectiva y la existencia de estructuras que posibilitan dicha acción colectiva. Si el Estado tiene algún tipo de agencia, solamente es posible vía la agencia de individuos. Wight sostiene que ello se expresa en la importancia de las elecciones democráticas (o en la lucha por el poder político en general) y en quién ocupa qué cargo, por los efectos que ello puede tener en la política de los Estados. Rechazar el antropomorfismo es rechazar que el todo tiene que tener las propiedades de sus partes (lo cual irónicamente es también un tipo de reduccionismo). La unificación de los Estados como personas, además, no puede dar cuenta adecuadamente de la fragmentación y conflicto que existe en la política doméstica (fuera de generar una brecha rígida entre lo nacional y lo internacional).

Siguiendo a Andrew Vincent, Wight distingue tres sentidos de personalidad para ver cuál es posible atribuir a los Estados. La primera es psicológica, y tiene que ver con el hecho de ser auto-consciente, lo cual implica tener intenciones que pueden ser articuladas, fuera de intereses y volición. El segundo sentido es ético e implica poder ser responsable de acciones bajo principios y categorías morales. Finalmente, el tercer sentido es jurídico e implica realizar acciones legales y ser sujeto de derechos y deberes. Es solamente en el tercer sentido que podemos atribuir dicha personalidad ficticia a los Estados. La responsabilidad del Estado en este rubro no implica intencionalidad y debe ser entendida como “ser causa de”.

Otra manera importante de evitar el antropomorfismo estatal es distinguir entre grupos, instituciones y organizaciones. Los grupos son un conjunto de individuos que actúan bajo una misma estructura que puede ser formal o informal. Las organizaciones requieren una estructura formal de posiciones, roles y relaciones. Además, cuentan con un potencial de duración temporal mayor del de los individuos que encarnan las posiciones, roles y relaciones. Asimismo, cuentan con mecanismos formales, informales y de habitus para su funcionamiento. Finalmente, no son puramente autónomas, pues también pueden verse influenciadas por estructuras externas. Las instituciones son prácticas, costumbres y patrones de comportamiento importantes en la vida social. Por ejemplo, el capitalismo sería una institución y la empresa multi-nacional una organización.  Si el Estado es pensado como una estructura organizacional con poderes propios, pero que actúa a través de individuos que son propiamente los agentes, es posible rechazar que pueda tener una intencionalidad propia. La agencia en Wight está vinculada al significado y a la intencionalidad, atributos de seres humanos.

Dicha agencia, entonces, implica ser sujetos intencionales que pueden dar cuenta de lo que hacen, piensan, etc. El problema es que tal subjetividad libre ha sido el objeto de crítica del posestructuralismo que anunció “la muerte del sujeto”. Esta posición cuestiona hablar de universales propios de la condición humana y de individuos autónomos. Los individuos humanos dejan de ser individuos y humanos para pasar a ser concebidos como efectos discursivos. Lo interesante es que también el positivismo cuestionó hablar de un sujeto unitario (desde Hume y, luego en Comte) como una ficción metafísica que habría que superar. Wight defiende la idea de mantener a nivel individual un “self” reflexivo que no asume de manera determinista lo que las estructuras buscan socializar y reproducir. Pero, en tanto realista científico, también la condición humana no puede desconocer lo natural para enfocarse solamente en lo social. Siguiendo a Bhaskar, para Wight es posible decir que la agencia en el mundo social es una praxis intencional encarnada. El primer nivel de agencia es este elemento que Wight no quiere rechazar (el “self” o la libertad de la subjetividad, que tiene que ver con la posibilidad reflexiva, creativa y crítica para con la situación en la que uno se halla… un concepto extraño y que parece problemático). Sobre este nivel existe el que resulta del contexto social donde uno es agente de algo. Pero en este segundo punto, no todos los agentes está ubicados en posiciones iguales (este nivel tiene que ver con identidades y colectividades a las que uno pertenece). De ahí que la reproducción social no sea igual y existan asimetrías en múltiples dimensiones. Esto resulta en el tercer nivel de agencia: el actor social como práctica localmente posicionada. Esta distinción de niveles hecha por Wight aquí es lógica y no cronológica (de hecho, los tres ámbitos se encuentran en simultáneo en la vida social, y no es posible tener uno sin los otros).

El Estado es una estructura social real que no es puramente conceptual y que podemos experimentar a través de la actividad de los que trabajan en él. Está constituido por diversas estructuras organizacionales e institucionales (económicas, políticas, ideológicas, culturales, etc.) que actúa a través de individuos y grupos, y donde los componente materiales son igualmente importantes que los discursivos. Es la totalidad de este ensamblaje estructurado lo que para Wight es el Estado. No es un sujeto unificado que ejerce el poder con acciones intencionales, aunque sea un sujeto jurídico. Sin embargo, sí tiene poderes causales, poderes que pueden ser analizados en los múltiples niveles del ensamblaje. Dichos poderes causales son ejercidos por agentes.Sin embargo, a nivel doméstico posee un rol distintivo, ya que garantiza la legitimidad del orden social y provee de un marco estructural donde el resto de estructuras institucionales funcionan.

Más que ejercer el poder, restringe y permite a agentes encarnados poder actuar. Son los agentes quienes activan poderes y capacidades especificas del Estado que están inscritas en instituciones y organizaciones particulares, las cuales a su vez dependen de las prácticas y discursos de los agentes para su reproducción. Dichos agentes además componen diferentes grupos, dentro y fuera del Estado, que compiten por el ejercicio del Estado para fines políticos específicos (y dando lugar a efectos inesperados y complejos). Es esta complejidad la que constata para Wight la imposibilidad de investigar el Estado sin prestar atención a los aspectos domésticos e internacionales, debido al reconocimiento de la complejidad social (esto quiere decir que no existe ninguna determinación estructural total en última instancia).


2 responses to “Agencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: