Hegel

Lo siguiente es el audio y la guía de la novena sesión de prácticas del curso de Teoría política moderna del cual soy asistente este semestre. La idea de compartir estos recursos es triple: (1) poder hacer que estos recursos sirvan a un público más amplio; (2) que los propios alumnos del curso tengan estos recursos con mayor disponibilidad; y (3) el que una mayor exposición de estos recursos posibilite una discusión crítica constructiva que lleve a mejorar la propia clase y mis propias lecturas, con el fin de brindar un mejor curso cada semestre. No está demás decir que cada uno de estos textos y autores daría para muchas horas (o meses) de discusión  teórica. Sin embargo, las sesiones asignadas son de dos horas semanales. Al mismo tiempo, el curso está pensado para alumnos de sexto semestre, alumnos que recién están empezando sus estudios de especialidad de ciencia política. De ahí que los temas tiendan a tratarse con un tono más introductorio y general.

***

§ 1. Introducción.

[Hoy vamos a ver a Hegel, uno de los filósofos modernos más importantes (y también uno de los más difíciles).

Es una verdadera falta de respeto pretender explicar sus ideas principales en dos horas.

Una falta de respeto hacia ustedes como alumnos, hacia mí como docente y hacia el propio Hegel.

Trataré de no hacer el ridículo demasiado.

Hegel es tan importante que después de él se tiene que estar con él o contra él, pero no se puede ser indiferente.

Incluso inmediatamente después de su muerte sus herederos y discípulos inmediatos se dividieron en dos: los viejos hegelianos (conservadores y de derecha) y los jóvenes hegelianos (revolucionarios y de izquierda). Marx, en su juventud, perteneció a estos últimos.

Sin embargo, Hegel es más grande que sus facciones y por eso merece ser tratado desde sí mismo.

Restringiremos nuestra presentación a su principal obra de “teoría política” (aunque es mucho más que eso): Principios de la filosofía del derecho o compendio de derecho natural y ciencia política (1821).

Una advertencia previa: debo decirles que esa explicación cliché de Hegel que sostiene que “todo es dialéctica” y que ésta se expresaba a través de la relación “tesis”-“antítesis”-y-“síntesis” son tonterías.

Hegel NUNCA dijo eso (¡Y Marx tampoco!).Así que olvídense de esa tontería. Nadie es tan estúpido como para sostener eso (solamente los hegelianos ortodoxos, si los hay, y los marxistas ortodoxos de manual, ejemplos de la imbecilidad humana).

Nos interesa ver a Hegel en un curso de teoría política moderna para futuros científicos políticos (¡y en dos horas!) por las siguientes razones básicas:

(1) Su visión de la historia, la tradición, el pueblo y su relación con las instituciones políticas; (2) Su concepción de la sociedad civil.

(3) La relación que ésta tiene con el Estado, así como la visión particular que Hegel tiene de éste.

No vamos a poder desarrollar, por obvias cuestiones de tiempo, muchas tesis claves de la ontología hegeliana. Sin embargo, sí me gustaría presentar breve y esquemáticamente algunos conceptos que sí considero imprescindibles para que algo de esto tenga sentido.

§ 2. La historia universal.

Lo primero es decir que su filosofía política se enmarca en lo que él denomina el “Espíritu Objetivo”.

“Espíritu” es un concepto central en Hegel.

Para nuestros fines, el concepto de “Espíritu” en relación a la historia social y política es siempre el “espíritu de un pueblo” (Volksgeist).

La “unidad de análisis” de la historia universal para Hegel son los pueblos y éstos están caracterizados por tener un “espíritu” que subyace a ellos.

Montesquieu había hablado del “espíritu de las leyes”, así que hay algo de familiaridad con los aspectos histórico-sociales y empíricos que podrían “operacionalizar” el concepto.

Sin embargo, en Hegel hay un matiz también metafísico que marca la esencia de los pueblos. Se trata de un “principio” que los caracteriza, que marca su desarrollo en todos los niveles (moral, sociedad, religión, política, ciencia, filosofía, etc).

Esto es clave porque para Hegel los pueblos son históricos y la racionalidad que desarrollan también lo es.

A diferencia de los pensadores anteriores que pensaban al ser humano de manera “natural”, Hegel opone la tesis de que el ser humano es histórico.

Esto implica que los pueblos heredan lo que otros pueblos han hecho y desarrollan a partir de esto sus posibilidades y potencialidades (¡Pero Hegel es un filósofo moderno y no es “relativista”!).

En Hegel la dirección de este proceso (la historia universal) es teleológica: hay “avance” y “desarrollo” (o “progreso”). El hilo conductor de la historia universal para Hegel es la conquista de la libertad.

Esta historia sostiene, a muy grandes rasgos, que la humanidad que es “en sí” (potencialmente, en esencia) libre, debe serlo “para sí” (real y efectivamente en la historia concreta).

Este proceso es un proceso de objetivación: los pueblos objetivan su espíritu (“se hacen objeto”) en instituciones (sociales, jurídicas, políticas).

Este espíritu también se expresa bajo la palabra “eticidad” (Sittlichkeit) y alude a las costumbres, tradiciones e historia particular de un pueblo.

Es la eticidad particular de cada pueblo la que configura a cada miembro de él como si fuese su “segunda naturaleza” (la “primera naturaleza” sería, digamos, la “biólogica”/”animal”).

Su racionalidad, sus deseos, sus pasiones, deberes, creencias, intereses, prácticas… todo ello es fruto de la historia.

En ese sentido puede decirse que Hegel estaría de acuerdo con la expresión de que uno es siempre “hijo de su tiempo” y que pretender lo contrario sería tan absurdo como querer “salirse de su propia piel”.

Entonces, desde esta concepción de la historia universal como objetivación de los pueblos en instituciones que cada vez son más libres, se podría hablar de cuatro grandes momentos:

(1) el primero se da en lo que Hegel llama el “mundo oriental” (el ejemplo más célebre es China) donde solamente una persona es libre (el emperador);

(2) el segundo momento corresponde al “mundo griego” y al “mundo romano” donde “algunos son libres”, pero no todos (existía esclavitud);

(3) el tercer momento se da con el “mundo cristiano” donde se formula el principio de que “todos son libres”, pero que en ese momento (en vida de Jesús) no se hizo efectivo. A partir de aquí, toda la historia occidental posterior (“d.c.”) busca llevar a cabo este principio (realizarlo, pasar del “en sí”, al “para sí”) y para Hegel esto se realiza en

(4) el último momento: el “mundo germano” (“germano” aquí alude más a “europeo” que a alemán) que en la modernidad desarrolla este principio haciendo que “todos sean libres”. Esta culminación (o “superación”, para usar el lenguaje hegeliano) se da pues, en el Estado nación moderno que, para Hegel, se expresa filosóficamente como una monarquía constitucional. Con esto acabo de resumir, patéticamente, unas 600 páginas tomadas de sus Lecciones sobre filosofía de la historia universal.

Otro tema central en Hegel es la importancia de la totalidad. Si bien no podemos ver las implicancias metafísicas del Absoluto, podemos partir de una conocida frase de Hegel: “la verdad es el todo”.

A Hegel le interesa comprender la totalidad y como ésta es compleja, Hegel busca que prestemos atención a múltiples determinaciones o momentos.

Hegel considera unilateral pretender agotar la complejidad de algo con una única determinación que haga de factor explicativo.

Podríamos decir quizá, haciendo cierta analogía con la ciencia política, de que para Hegel la cuestión es tan compleja que hay muchas variables en juego. Esa sí podría ser una enseñanza hegeliana importante que podemos hacer: no caer en la unilateralidad y en la simplificación superficial (y eso sí es algo que hereda Marx de Hegel).

§ 3. La sociedad civil.

Personas libres y particulares que se necesitan (nacen y vienen criados en el primer momento de la eticidad: la familia).

[Hay que tener claro los momentos y determinaciones aquí]

Los intereses egoístas entran en relación y dependencia generando la subsistencia, el bienestar y el derecho de todos.

Personas privadas que tiene por finalidad su propio interés.

A. El sistema de las necesidades.

Necesidades subjetivas que se satisfacen por:

Cosas exteriores, propiedad.

Actividad y trabajo.

a) El modo de la necesidad y la satisfacción.

El hombre va más allá del animal: múltiples necesidades y medios para satisfacerlas.

Es una diferenciación y multiplicación que se desarrolla ad infinitum.

Lujo.

b) El modo del trabajo.

El trabajo es la mediación del ser humano con la naturaleza que da a ésta valor y utilidad.

Los seres humanos se relacionan principalmente con producciones humanas.

Esto requiere de una cultura (teórica y práctica).

La multiplicación anterior acá se ve como una división del trabajo.

Se genera relación e interdependencia con los trabajos de los demás.

c) El patrimonio.

Lo que todo el sistema de necesidades produce es el patrimonio general.

Cada individuo tiene una parte, el patrimonio individual.

La desigualdad se da por:

Capital.

Habilidad.

Desarrollo de (y) capacidades naturales y espirituales.

El sistema general de necesidades se particulariza y ello genera clases particulares de necesidades, medios y trabajo. Diferente cultura teórica y práctica.

Estas son las clases (sociales). Algunos prefieren hablar de “estamentos”.

Clase substancial: trabaja el suelo (que debe ser propiedad privada). Relaciones familiares.

Clase industrial: trabajo, reflexión, entendimiento.

Clase artesanal: produce para necesidades individuales.

Clase fabril: producción general.

Clase comercial: intercambio, a través del dinero.

Clase universal: se ocupa de los intereses generales de la situación social  (Funcionarios públicos).

Trabaja por lo general.

No produce. Requiere de patrimonio privado o de indemnización del Estado.

Pueden existir condiciones naturales (como el nacimiento) para la pertenencia de clase. Sin embargo, la determinación última es la opinión subjetiva y el arbitrio particular (libertad individual económica y profesional, derechos que llamaríamos hoy “civiles” y “económicos”).

Honestidad y dignidad de clase.

B. Administración de justicia.

Las relaciones del sistema de las necesidades suponen el derecho abstracto, derecho que tiene que ver con la propiedad.

Un derecho común, universal y válido.

a) El derecho como ley.

El derecho objetivado es la ley. Es el derecho positivo.

Es algo histórico, falible y perfectible.

Estas leyes generales deben de aplicarse a casos particulares.

b) La existencia de la ley.

Las leyes deben ser públicas y conocidas.

La propiedad se da a través del contrato y de las formalidades.

c) El tribunal.

El tribunal es el poder público que realiza el derecho en los casos particulares, dejando de lado los sentimientos subjetivos, los intereses particulares, el mero querer y la mera opinión.

El delincuente lesiona el derecho y recibe una pena.

Los miembros de la sociedad civil tienen el derecho de asistir al tribunal y el deber de presentarse ante él para reivindicar un derecho en litigio.

Se requieren pruebas, fundamentos, procedimientos, demostraciones.

La administración de justicia también debe ser algo público.

C. Poder de policía y corporación.

Policía: organización y reglamentación interna de un Estado.

Asegurar la seguridad de la persona y la propiedad.

Asegurar la subsistencia y el bienestar del individuo.

a) El poder de policía.

Vigilar las costumbres, el espíritu de la constitución, la situación presente, el peligro del momento, etc.

Los diversos intereses pueden entrar en conflicto.

Debe haber cierta regulación (precios de artículos básicos de primera necesidad).

Debe dar educación a los “hijos” de la sociedad civil (familia “universal”). Sus miembros ya han salido de la familia natural a la que pertenecen.

Debe hacerse cargo de los pobres.

Cuando la sociedad civil funciona sin trabas se desarrolla, progresa, aumenta la riqueza y la industria.

El riesgo es que surja una gran masa desposeída y que exista por debajo de un mínimo nivel de subsistencia: la plebe.

La riqueza no es suficiente para eliminar la pobreza.

No se trata de asistencialista, ya que la sociedad civil se funda en el trabajo.

Tampoco se trata de más trabajo porque eso genera más plebe.

¿Solución? ¡Colonias! Comercio histórico mundial, a través del mar y vías de comunicación.

b) La corporación.

La corporación cuida de sus intereses y acepta a sus miembros de acuerdo a sus criterios.

Una segunda familia.

Da capacitación.

Da honor de clase.

Realiza el interés general.

§ 4. El Estado.

Hegel señala que el Estado es la realización última de lo ético, pues realiza el interés universal.

El Estado ve el interés de todos, mientras que la sociedad civil ve lo particular.

En el Estado se dala Constituciónracional, las instituciones.

Esto requiere de sustancialidad (tradición, costumbres, cultura).

Es la realización del espíritu ético.

En las costumbres tiene su existencia inmediata.

La libertad del ser humano se realiza como miembro del Estado.

A. Derecho político interno.

El Estado es lo universal que complementa lo particular de la sociedad civil.

Sus instituciones.

Su constitución.

Son los pilares de la libertad pública, la hacen racional.

Se requiere de sustancialidad:

Subjetiva: disposición política: patriotismo.

Resultado de las instituciones existentes del Estado.

Confianza.

Objetiva: el organismo del Estado, el Estado propiamente dicho y su constitución.

I. Constitución interna por sí.

El Estado político se divide en:

Poder legislativo: determina y establece lo universal.

Poder gubernativo: subsumir lo universal a los casos individuales y esferas particulares.

El poder del príncipe: la subjetividad como decisión última de la voluntad.

Culminación del mundo moderno: monarquía constitucional.

La constitución depende de la cultura, de las costumbres, del pueblo.

Cada pueblo tiene la constitución que le corresponde.

En este Estado debe haber 3 poderes complementarios.

Poder Legislativo: Se encarga de determinar y estableces lo universal.

Poder Gubernativo: Debe subsumir lo universal en los casos individuales. Para ello, abarca el sistema de justicia.

Poder del Príncipe: Es la subjetividad como decisión. Es la última voluntad (la última instancia)

a) El poder del príncipe.

Hereditario.

Derecho de gracia para los delincuentes.

Elige a su cuerpo consultivo superior.

No tiene responsabilidad.

b) El poder gubernativo.

El poder policial y el poder judicial se encuentran subsumidos aquí.

Funcionarios ejecutivos y autoridades superiores reunidas en órganos consultivos y colegiados (la clase universal).

Son la parte principal de la clase media: la inteligencia culta y conciencia jurídica del país.

Convergen en niveles superiores hasta mantener contacto con el monarca.

Las comunas y corporaciones hacen de contrapeso para evitar cualquier abuso o arbitrariedad.

c) El poder legislativo,

El monarca: decisión suprema.

Poder gubernativo: momento consultivo, tiene el conocimiento, la visión global.

La asamblea de estamentos (clases sociales).

Diputados, representantes (no delegados con instrucciones). Deliberan y buscan el bien común.

Cita página 284.

2 cámaras.

Las deliberaciones de la asamblea son públicas.

Libertad de comunicación pública.

Prensa.

Pero se limitan excesos.

Para Hegel, la perfección del Estado es pasar dela Monarquía Absolutaala Monarquía Constitucional.

El rey es quien elige a sus asesores y quien da los indultos.

Los cuerpos consultivos, que están en contacto con el monarca, es la clase universal burocrática/política (la clase media).

Las corporaciones son las encargadas de hacer frenos y contrapesos a los abusos de los burócratas. Debe haber, además, una asamblea de los estamentos (clases).

Hegel cree que la democracia no es buena, pues todos creen que entienden del gobierno.

Él piensa que no se debe votar sin saber, cosa que permite la democracia.

Lo que Hegel dice es que cada uno debería votar por sus representantes (en las corporaciones).

Además, debería haber dos cámaras. En este Estado hay libertad pública y de prensa pero en ella no deben haber excesos, por lo que se deben plantear límites de las mismas.

[Conclusión]


6 responses to “Hegel

  • Miss Shangay Lily

    Hola Erich:
    Quería comentarte que este link y el del post siguiente están rotos.
    Solo pasaba para eso.
    Te leo.

    Saludos,

  • Erich Luna

    Hola

    No entiendo a qué te refieres. ¿Cuáles son los links que están rotos?

    Saludos,
    Erich

  • manuel

    escuche las dos horas de tu clase, me sirvio muchisimo para comprender mejor a Hegel.
    Reconozco que tendre que volver a escucharla con mas detenimiento. Una cosa me turbo bastante y es que negas que Hegel utilice el pensamiento dialectico que no hay una afirmación, una negación y una negación de la negación en su filosofía.
    Es la primera vez que escucho que Hegel no utiliza ese metodo.
    Volvere a escucharte bien toda la clase que me parece muy buena.

    • Erich Luna

      Hola Manuel

      Me alegra que te haya servido la clase.

      Una aclaración: no quise decir que no ningún tipo de dialéctica en la filosofía de Hegel. Lo que quería decir era que no se hallaría mecánicamente la infame (y esquemática) tríada de “tesis”, “antítesis” y “síntesis”.

      Sigue participando,
      Erich

      • Manuel

        Bien,
        Ya lo entendi. Hegel es un autor muy complejo. Y da para confusiones. Tus clases me parece muy interesantes, y da la casualidad que este año estoy dando estos mismo autores. Así gracias a la providencia divina encontre tu pagina y me estoy deleitando con tus clases. Muy buena iniciativa. La difusión del saber es muy positivo. Ya te escribire alguna consulta en la de Tocqueville.

  • Erich Luna

    Me alegra que te sirvan las clases. Cualquier cosa, me avisas.

    Saludos,
    Erich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: