Estudios de filosofía Volumen 8 (2010)

Ha salido publicada la revista de filosofía del Instituto Riva Agüero, Estudios de filosofía. En este octavo volumen ha publicado un pequeño texto mío sobre la concepción de la filosofía que Heidegger fue desarrollando en los años inmediatos a la publicación de Ser y Tiempo (1925-1927). El texto fue una ponencia que presenté para el IV Simposio de Estudiantes de Filosofía titulado “Hombre y naturaleza”, que se llevó a cabo del 11 al 14 de noviembre del 2008 (En la web del simposio pueden ver el programa, la lista de ponencias y algunas fotos).

Compartí la mesa con Omar y moderó Dante Dávila. Acá una foto de esa mesa:

(Para los que no llegan a leer los nombres, de izquierda a derecha: Dante Dávila, Yo y Omar Valencia )

En todo caso, la revista ahora se va a publicar anualmente en línea. A muchos de hecho nos da pena no contar con una versión impresa, pero lo bueno es que de esta forma va a ser más factible que más personas puedan leer los artículos.

Pueden ver el número completo aquí.

Pongo el índice con los enlaces a cada artículo y sección de la revista.

ESTUDIOS DE FILOSOFÍA Volumen 8. (2010)

Contenido

Editorial

Para quien esté interesado en el texto, tuve que sacar una nota porque no había espacio para desarrollarla (nota que además era polémica y que no podía desarrollarse mucho pues la ponencia era solamente de ¡20-25 minutos!). En todo caso, el texto publicado no la tiene así que la adjunto a modo de “Bonus Track”. Esta nota era originalmente la nota número 28 y estaba llamada al final del siguiente párrafo (el penúltimo de todo el texto):

Lo que haría el filósofo sería más bien describir y analizar fenomenológicamente los conceptos fundamentales de cada ciencia en relación a la comprensión de la cuál surgen las diversas regiones ontológicas. E incluso, esto sería hecho con vistas a una ontología fundamental, para poder abordar la pregunta acerca del sentido del ser en general (página 67 de la edición publicada).

La nota en cuestión es la siguiente:

Para que quede un poco claro el problema que se trata de detectar, me gustaría ejemplificarlo con el ámbito de lo político. Dicho problema, planteado de manera muy esquemática y general, sería que el filósofo buscaría una ontología de lo político, una descripción fenomenológica que nos muestre el modo de ser de lo político, pero no buscaría ningún tipo de normatividad óntica para la visión del mundo concreta a la que pertenece el filósofo en cuestión. Preguntas como “¿Cuál es la mejor manera de vivir?” o “¿Cuál es el mejor sistema político?” caerían fuera del campo de la filosofía. De manera más radical podríamos decir, quizá, que la ética y la filosofía política normativa caerían fuera de lo que propiamente sería filosofía. Esto no quiere decir que un filósofo no pueda hablar acerca de eso, lo que quiere decir es que no puede hablar de eso, en cuanto filósofo, o filosóficamente. La adopción de principios o compromisos éticos, políticos e ideológicos no tendría, no podría tener, un sustento filosófico. Desde esta óptica podría comprenderse, a manera de hipótesis esquemática, la no-incompatibilidad de la filosofía de Heidegger con el Nacionalsocialismo porque no busca normatividad óntica, sino descripción fenomenológica del ser, lo cual hace que su militancia política esté disociada de su compromiso filosófico. Ello implica el que no se pueda deducir de su filosofía ninguna militancia política. Creo que esta salida podría ser usada por los heideggerianos que se reclaman seguidores de su filosofía, mas no de sus adhesiones políticas. Sin embargo, parece ser entonces que la filosofía deviene mucho más peligrosa para la política, en la medida en que no ofrece garantías, a diferencia de otros pensadores que si tienen compromisos políticos que ven ligados a sus planteamientos filosóficos político-normativos. Tales serían los casos de, por ejemplo, Jürgen Habermas y Hannah Arendt, entre muchos otros. De ahí mi insistencia final sobre si debemos correr ese riesgo político a través de la afirmación de la diferencia ontológica. Obviamente no creo que la cuestión es tan simple porque en toda la ponencia hemos estado en un nivel bastante “textual” del pensamiento de Heidegger, es decir, hemos presentado “lo que dice” y “lo que hace” como manteniendo una relación totalmente coherente. Hemos tratado de agotar esa posibilidad mostrando los problemas que genera y cómo es que los resuelve. En un nivel más profundo, e interesante, se puede emprender la tarea de leer “entre líneas” (como nos lo enseñaron a hacer Nietzsche y el psicoanálisis) y buscar los supuestos filosóficos de la obra de Heidegger que tuvieron una “afinidad electiva” (o alguna categoría de análisis que vaya en ese sentido) con el Nacionalsocialismo. En pocas palabras, se buscaría mostrar que Heidegger “no dice todo lo que hace”, ni que tampoco “hace todo lo que dice”. Un intento muy interesante, al respecto, es el desarrollado por Slavoj Žižek . Cf., Žižek , Slavoj, El espinoso sujeto: el centro ausente de la ontología política, Buenos Aires: Paidós, 2001.

Creo que estas inquietudes, así como las intuiciones que tuve hace ya un par de años, han sido desarrolladas de manera excelente (muy superior a la que yo podría aspirar actualmente) por Nicolás González Varela. Recomiendo bastante que revisen su blog y lean los posts dedicados a Heidegger y el Nacionalsocialismo.


3 responses to “Estudios de filosofía Volumen 8 (2010)

  • Jorge

    Tienes rzzón Erich, es una pena que esta revista no cuente con un ejemplar físico, no creo que no juege mucho a tu favor el que simplemente exista una edición virtual de esta revista.

  • Erich Luna

    Hola Jorge

    A lo que me refería con que me daba pena el que no existiese una edición impresa de la revista era más por el “fetiche” de la versión física que los humanistas solemos tener con los libros. Osea, me hubiese gustado tener de recuerdo en mi biblioteca un ejemplar firmado con los demás autores porque son buenos amigos míos.

    Sobre matiz más “pragmático” que señalas sobre si juegue o no en mi favor el que la revista sea electrónica, sea lo que eso signifique, en realidad soy de la idea contraria: hoy en día nuevas editoriales y revistas (por ejemplo Open Humanities Press – http://openhumanitiespress.org/ y Speculations – http://www.lulu.com/product/file-download/speculations-i/12047785) que tratan temas contemporáneos con enfoques muy interesantes suelen tener bastante presencia electrónica. Creo que es más ventajoso pues permite tener una mayor llegada, ahorra muchísimos costos y puedes tener una discusión mucho más inmediata.

    Es difícil que esta revista de estudiantes pueda tener un tiraje amplio, o que pueda llegar a muchos estudiantes de otros lugares. En cambio, con un formato electrónico hasta tú puedes leer la revista.

    Saludos,
    Erich

  • 2 años en el Vacío: « Vacío

    […] Estudios de filosofía Volumen 8 (2010) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: