La huella ecológica (o como no siempre es bueno “dejar huella”)

por Erich Luna

No he tenido mucho tiempo para bloggear en las últimas semanas debido al estudio y al trabajo, siendo el “bloggeo” algo que en realidad disfruto bastante. La coyuntura ha hecho que pueda postear unas pocas palabras sobre un asunto del debate municipal.

Quizá escribir sobre el debate pueda hacerse más adelante, en los aspectos comunes y corrientes de siempre. Hay muchos análisis ya hechos y seguirán a lo largo del día. Solamente quería contribuir con algo pequeño que parece no haber sido tomado en cuenta hasta ahora (si alguien ya lo hizo, avísenme para enlazarlo o referirlo).

En el bloque sobre medio ambiente, ambas candidatas dijeron que el medio ambiente era importante y etc (algo obvio y esperable). Sin embargo, Lourdes Flores utilizó la expresión técnica “huella ecológica” y dijo que ella “dejará huella ecológica” (4:50):

No soy especialista en medio ambiente, pero la huella ecológica se usa para decir EXACTAMENTE LO OPUESTO, lo cual muestra un profundo desconocimiento del tema (y esto va indirectamente para Susana Villarán que no aprovechó en hacer la crítica pertinente). En pocas palabras, “dejar huella ecológica” no es algo bueno si a uno le preocupa el medio ambiente.

No quiero que se piense que este post hace de la típica crítica del académico y/ o intelectual a los políticos, exigiendo que sean más “rigurosos”, “consistentes”, “lógicos”, etc. Ya Aristóteles había dicho que no se debía exigir el mismo rigor en todas las cosas y me parece que la fenomenología es fiel a esta máxima cuando nos invita a ir a las cosas mismas. Creo que desde la Ciencia Política ello puede afirmarse diciendo que la Política es más compleja que la Ciencia Política misma y que cualquier discurso académico o universitario sobre la misma.

Sin embargo, creo que sí es importante evidenciar que el medio ambiente está muy lejos de ser una preocupación seria cuando las expresiones correctas y los indicadores técnicos son usados con la más evidente ignorancia para decir exactamente lo contrario de lo que se quería decir.

Que no se entienda esto como un “mero ataque” a Lourdes Flores. Creo que en otros bloques del debate tuvo una mejor participación frente a Susana Villarán. Lo que he querido es tomar una parte que no parece haber resonado mucho y evidenciar que ello es sintomático de cuan alejados estamos de una verdadera preocupación sobre el medio ambiente que se quiera efectiva.

Anuncios