¿El medio es qué?

(A modod de “epígrafe”)

Annie Hall (por TGTE)

Marshall McLuhan es un autor que siempre me ha resultado interesante. Lo conocí vía Eduardo cuando estudiábamos juntos y luego cuando lo dictamos para el curso de Temas de filosofía contemporánea con Victor y Raúl hace varios semestres (2008-2). Este semestre voy a volver a ver algo de McLuhan con Victor de nuevo. Y pensé que podría postear algunas ideas y citas sobre el texto.

McLuhan – The medium is the message (por somethinnew)

En una cultura como la nuestra, con una larga tradición de fraccionar y dividir para controlar, puede ser un choque que le recuerden a uno que operativa y prácticamente, el medio es el mensaje. Esto significa simplemente que las consecuencias individuales y sociales de cualquier medio, es decir, de cualquiera de nuestras extensiones, resultan de la nueva escala que introduce en nuestros asuntos cualquier extensión o tecnología (29, las cursivas son mías).

La conocida frase de Marshall McLuhan “el medio es el mensaje” abre uno de sus libros más importantes, Comprender los medios de comunicación. Las extensiones del ser humano (Barcelona: Paidós, 1996). Por lo pronto es necesario ver que para McLuhan los medios de comunicación son extensiones nuestras y que sus efectos a nivel particular y colectivo tienen que ver con la “escala” que aportan. El ejemplo de McLuhan es la automatización: ella transforma la manera en la que se asocian los seres humanos, eliminando puesto de trabajo (aspecto negativo), pero creando funciones que intensifican el trabajo de cada uno (aspecto positivo).

La razón por la cual esta frase suena bastante polémica es porque nuestro sentido común asume que el mensaje de un medio no es el medio, de la misma manera que la “forma” no es el “contenido”. De ahí que se piense que lo que genera las consecuencias de un medio es lo que se haga con ella. Sin embargo, McLuhan afirma que los efectos verdaderamente “revolucionarios” (la palabra es mía) son los que producen los medios “per se”, en su relación con el ser humano y con los demás medios. Y es que:

Respecto a las maneras en que la máquina ha modificado las relaciones con los demás y con nosotros mismos, no importaba en absoluto que ésta produjera copos de maíz o Cadillacs (29).

Por eso es que el mensaje de los medios es el cambio a escala:

Porque el “mensaje” de cualquier medio o tecnología es el cambio de escala, ritmo o patrones que introduce en los asuntos humanos. El ferrocarril no introdujo en la sociedad humana el movimiento ni el transporte, ni la rueda, ni las carreteras, sino que aceleró y amplió la escala de las anteriores funciones humanas, creando tipos de ciudades, trabajo y ocio totalmente nuevos. Ello ocurrió tanto si el ferrocarril circulaba en un entorno tropical o septentrional, y es un hecho totalmente independiente de la mercancía o contenido del medio ferroviario. Por otro lado, el avión, al acelerar la velocidad del transporte, tiende a disolver la forma ferroviaria de las ciudades, de la política y de las asociaciones, independientemente del uso a que se destine el avión (30).

Y más abajo complementa diciendo que

(…) es el medio el que moldea y controla la escala y forma de las asociaciones y trabajo humanos (30).

David Sarnoff es quien representa para McLuhan la opinión de sentido común según la cual los medios no son buenos o malos, sino que todo depende de cómo éstos sean utilizados. Esta afirmación expresa bastante bien una gran opinión acerca de los medios. McLuhan acusa de “sonambulismo” hacia la comprensión de los medios a dicha tesis. Lo central de la crítica de McLuhan a Sarnoff es que la declaración del primero

(…) pasa por alto la naturaleza del medio, de todos los medios, el verdadero estilo narcisista de quien está hipnotizado por la amputación y extensión de su propio ser en una nueva forma tecnológica (33).

Además

Nunca se le ocurrió que cualquier tecnología no podía sino añadirse a lo que ya éramos (33).

Sobre algunos ejemplos, de los varios que pone McLuhan, me resultan interesantes (y comprensibles) los de Napoleón y Tocqueville. Siguiendo al cardenal Newman, quien afirmaba que Napoleón comprendía la “gramática” de la pólvora, McLuhan resalta que Tocqueville comprendía bien la “gramática” de la imprenta. Es interesante de por sí pensar que cada medio posee cierta “gramática” o “estructura” que uno puede comprender y, de hecho, dicha gramática está íntimamente ligada con la “escala” que cada medio instituye, lo cual constituye el verdadero y fundamental efecto de cada extensión humana (por eso es que el medio es el mensaje).

McLuhan resalta como Tocqueville en El antiguo régimen y la revolución explicó lo importante que fue la palabra impresa para homogeneizar a la nación.

Los principios tipográficos de uniformidad, continuidad y linealidad habían recubierto y anegado las complejidades de la antigua, y oral, sociedad feudal. La revolución la hicieron hombres de letras y abogados (35).

Podemos ver pues, mucho más claramente, la tesis central de McLuhan: la transformación más importante que se da en los medios no depende, en lo esencial, de lo que hagamos con ellos. Más allá de lo que hagamos con ellos (el “contenido”) ya hay una transformación en nuestra manera de existir y de relacionarnos con nosotros mismos, con los demás, con el mundo y con los demás medios.

Nuestra respuesta convencional a todos los medios, de que lo que cuenta es cómo se utilizan, es la postura embotada del idiota tecnológico. Porque el “contenido” de un medio es como el apetitoso trozo de carne que se lleva el ladrón para distraer al perro guardián de la mente: el efecto de un medio sólo se fortalece e intensifica porque se le da otro medio que le sirva de “contenido” (39).

Creo que acá hay dos lecturas que hacer. Por un lado puede pensarse al “contenido” de un medio como el “contenido” que nos distrae de comprender los cambios importantes. Esto podría verse a la hora de discutir, por ejemplo, la televisión: algunos dirán que depende cómo se use. La denuncia de McLuhan es que más allá de que los niños vean pornografía o dibujos animados (por poner ejemplos extremos y radicales), lo cierto es que ver televisión en cuanto tal es lo que realmente genera un cambio fundamental en nuestra percepción y en nuestra manera de relacionarnos con el mundo. Una segunda lectura que hay que hacer es pensar en este “contenido” en la última parte de la cita: lo que tenemos es la tesis de un medio se intensifica con otro. Esto se ve con el ejemplo anterior: los discursos o símbolos que caractericen las imágenes y narrativas de los dibujos animados o de la pornografía servirán, en ciertos casos, para intensificar los efectos del medio de la televisión. Ahora bien, no debemos pensar que esto tiene su mayor influencia a un nivel, digamos, “cognitivo”. Al respecto, McLuhan dice lo siguiente:

Los efectos de la tecnología no se producen al nivel de las opiniones o de los conceptos, sino que modifican los índices sensoriales, o pautas de percepción, regularmente y son encontrar resistencia. El artista serio es el único que puede toparse impunemente con la tecnología, sólo porque es un experto consciente de los cambios en la percepción sensorial (39).

Esta última cita clave. Los cambios más importantes no se dan a un nivel “teórico”, “conceptual” o de “creencias” (opiniones) sobre nosotros, el mundo y los medios. Lo que cambia es nuestra percepción de todas estas cosas. Y acá McLuhan le da un lugar “privilegiado” al artista, él es el que tiene cierta destreza para comprender los cambios que los medios generan.

Entonces.. ¿El medio es qué?

En concreto, los medios tecnológicos son materias primas o recursos naturales, igual que el carbón, el algodón y el petróleo. Todo el mundo estará de acuerdo en que una sociedad cuya economía dependiese de una o dos materias primas como el algodón, los cereales, la madera, el pescado o el ganado, presentaría, en consecuencia, patrones obvios de organización social (41-42).

Marshall McLuhan on the Today Show

(Entrevista posterior al debate Carter/ Ford)

Eduardo tiene unos posts muy buenos al respecto, que espero comentar y discutir en su momento:

El medio es el mensaje (1)

El medio es el mensaje (2)

El medio es el mensaje (3)

Anuncios

8 responses to “¿El medio es qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: