Esquema de la evolución económica (2): El período del guano y del salitre y el carácter de nuestra economía actual

III.- El período del guano y del salitre

Continuando con lo visto en post anterior, en lo relativo a la evolución económica del Perú, debemos pasar a ver la etapa del guano y del salitre. La delimitación de esta etapa está marcada por el descubrimiento de estos recursos y termina con la pérdida de éstos. Mariátegui señala la importancia que tienen los recursos en relación con la época y el modo de producción:

Empecemos por constatar que al guano y al salitre, sustancias humildes y groseras, les tocó jugar en la gesta de la República un role que había parecido reservado al oro y a la plata en tiempos mas caballerescos y menos positivistas. España nos quería y nos guardaba como país productor de metales preciosos. Inglaterra nos prefirió como país productor de guano y salitre. Pero este diferente gesto no acusaba, por supuesto, un móvil diverso. Lo que cambiaba no era el móvil; era la época (16).

Es pues, en la era del capitalismo industrial donde estos recursos adquieren un valor extraordinario, además de ser un recurso de muy fácil extracción, en relación a los metales preciosos de los andes. Pero esto tendría consecuencias muy graves:

La fácil explotación de este recurso natural dominó todas las otras manifestaciones de la vida económica del país. El guano y el salitre ocuparon un puesto desmesurado en la economía peruana. Sus rendimientos se convirtieron en la principal renta fiscal. El país se sintió rico. El Estado usó sin medida de su crédito. Vivió en el derroche, hipotecando su porvenir a la finanza inglesa (16).

Este hecho económico tuvo además, como una de sus consecuencias, que se establecieran relaciones de tráfico con el mundo europeo y occidental, tráfico que antes había resultado muy complicado por las condiciones geográficas. La economía del Perú devino, así, dependiente de Inglaterra. Pero, además, es necesario mencionar que el viraje hacia el guano y el salitre, en desmedro del oro y la plata, tuvo como resultado la acentuación del dualismo y alejamiento entre la costa y la sierra, ya que el guano y el salitre se ubicaban en la primera región, mientras que el oro y la plata, en la segunda.

Mucho de la riqueza que generó la explotación del guano y del salitre sirvió para empezar a generar, de manera embrionaria, elementos comerciales y bancarios en nuestro país: se formó una burguesía. Es a través del esquema marxista que Mariátegui interpreta la transición del gobierno caudillo y militar hacia la del gobierno civilista. Y es que piensa que el Estado es un instrumento de dominación de clase, que la historia se mueve a través de la lucha de éstas y que, en el fondo, lo que genera el antagonismo es el desarrollo de las fuerzas productivas.

Para que este orden funcionase más o menos embrionariamente tenía que constituirse una clase capitalista vigorosa. Mientras esta clase se organizaba, el poder estaba a merced de los caudillos militares. El gobierno de Castilla marcó la etapa de solidificación de una clase capitalista. Las concesiones del Estado y los beneficios del guano y del salitre crearon un capitalismo y una burguesía. Y esta clase, que se organizó luego en el “civilismo”, se movió muy pronto a la conquista del poder (17-18).

Pero estos recursos no configuraban un sistema económico estable, sino todo lo contrario. Y la prueba de lo endeble que resulta fundar una economía en un recurso natural expuesto a la codicia se ve claramente, a juicio de Mariátegui, en la pérdida de la Guerra del Pacífico contra Chile.

IV.- Carácter de nuestra economía actual

La última etapa del esquema de la evolución económica es la post-guerra. Es aquí donde se constata el desplome y colapso de las fuerzas productivas, una vez que la guerra termina.

La derrota no sólo significó para la economía nacional la pérdida de sus principales fuentes: el salitre y el guano. Significó además, la paralización de las fuerzas productoras nacientes, la depresión general de la producción y del comercio, la depreciación de la moneda nacional, la ruina del crédito exterior. Desangrada, mutilada, la nación sufría una terrible anemia (15).

El poder político volvió hacia los militares, los menos aptos para realizar un trabajo de reconstrucción de la economía, si seguimos a Mariátegui. Pero, no pasaría mucho tiempo para que los intereses burgueses y capitalistas dirijan la economía, la sociedad y la política. Las soluciones al problema monetario y el contrato Grace son clara prueba de ello. En relación a éste último Mariátegui afirma lo siguiente:

El contrato Grace, que ratificó el predominio británico en el Perú, entregando los ferrocarriles del Estado a los banqueros ingleses que hasta entonces habían financiado la República y sus derroches, dió al mercado financiero de Londres las prendas y garantías necesarias para nuevas inversiones en negocios peruanos (20).

La política de Piérola, a pesar que discursivamente podía pretender otras cosas, continuó desarrollando y velando por los mismos intereses. Esto sirve a Mariátegui para afirmar una frase típicamente marxista:

(…) en el plano económico se percibe siempre con más claridad que en el político el sentido y el contorno de la política, de sus hombres y de sus hechos (20).

En todo caso, lo importante a resaltar en esta etapa de la historia del Perú son varias cosas que Mariátegui enumera (20-22):

  1. La aparición de la industria moderna (y de un proletariado industrial).
  2. Las función del capital financiero.
  3. El acortamiento de las distancias y el aumento del tráfico entre el Perú y Estados Unidos y Europa (el canal de Panamá).
  4. La gradual superación del poder británico por el poder norteamericano.
  5. El desenvolvimiento de una clase capitalista dentro de la cual cesa de prevalecer como antes la antigua aristocracia.
  6. La ilusión del caucho.
  7. Las sobreutilidades del período europeo.
  8. La política de los empréstitos.

Para terminar esta breve presentación es necesario citar a Mariátegui, ya que realiza una constatación muy importante: la de una superposición y coexistencia antagónica entre múltiples modos de producción económica:

Apuntaré una constatación final: la de que en el Perú actual coexisten elementos de tres economías diferentes. Bajo el régimen de economía feudal nacido de la Conquista subsisten en la sierra algunos residuos vivos todavía de la economía comunista indígena. En la cosa, sobre un suelo feudal, crece una economía burguesa que, por lo menos en su desarrollo mental, da la impresión de una economía retardada (23).

Que tan legítimo sea llamar a la economía incaica “comunista” es, obviamente, algo bastante discutible. En todo caso, lo que no deja por ello de ser interesante es la comprensión de esta pluralidad polémica y no armoniosa. El Perú no es, pues, una unidad (en lo que a modos de producción, en sentido marxista, se refiere).

Anuncios

3 responses to “Esquema de la evolución económica (2): El período del guano y del salitre y el carácter de nuestra economía actual

  • kevin castaño

    que esta muy buena la documentacion me parece excelentess

  • el xumber

    la we aaburrya me da paja leerlo

  • yeni

    Este ensayo especialmentenos da a conocer la verdadera situacion q vivio el peru y q tubimos q rexurrir a paises para solucionar el problema economico del peru. Teniendo varias oportuniddes para ganar a chile en las guerras q lamentablemente teniamos unos militares ineptos q no supieron aproverxharla beuno ahora nosotros tenemos la mineria u otras alternativas para hacer industria pero no se q piensan las autoridades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: