La teología política de Carl Schmitt (5)

Lo siguiente son unas notas sobre el texto Teología política. Cuatro ensayos sobre la sobernía de Carl Schmitt. Editada por Struhart & Cia, traducida por Francisco Javier Conde y prologada por el mismo Schmitt. En las entradas anteriores he tratado ya los cuatro ensayos que componen dicha obra. En esta entrada me gustaría discutir el prólogo de Schmitt, bastante breve, a partir de un comentario de una de las entradas anteriores.

***

 

Prólogo

Allí donde la “diferenciación de los espíritus” comienza, se encuentra el punto extremo de la distinción del amigo y del enemigo.

Todos los pueblos europeos están hoy empeñados en un torneo espiritual de signo universal, en el que tal vez caben algunos cambios tácticos, de situación, pero no una neutralidad espiritual. El que quiere permanecer neutral se excluye a sí mismo. Menos que otro pueblo cualquiera podía renunciar a la decisión un pueblo como el español, que en todos los momentos cumbres de la Historia universal ha acreditado su arrojo para decidirse en lo que atañe al espíritu. Más bien cumple a otros pueblos medir sus fuerzas mirando esta energía española para la decisión.

Por eso el hecho de que se edite en lengua española esta publicación mía, que es mi contribución a tan magno torneo tiene para mí una significación infinitamente mayor y harto diferente de la puramente literaria. Es un llamamiento desde un frente y compensa muchos esfuerzos y muchas amarguras; su valor primordial estriba en que acaso mi trabajo resultará fructífero en un pueblo cuyo espíritu y cuya ejemplaridad me han dado a mí mucho más de lo que yo pudiera devolverle.

El que conoce la dureza del presente torneo universal sabe que no importan los aliados tácticos, sino los verdaderos amigos. Por eso es mi mayor alegría que la traducción española sea obra de Francisco Javier Conde, cuyo espíritu y cuya alma he tenido ocasión de conocer y admirar en años henchidos de destino y a través de muchos e intentos coloquios.

Carl Schmitt

La idea es discutir y comentar este breve texto (yo haré un muy breve e inicial comentario ). Lo primero que debo decir es que, en lo que refiere a cuestiones de edición y formales del texto, me parece inconcebible que nadie ponga el año del prólogo. No está. Lo que he conseguido en internet es un artículo titulado “La presencia de Carl Schmitt en España” donde se indica que Francisco Javier Conde tradujo “Teología política” (no se indica si es el ensayo o los cuatro ensayos que llevan el mismo nombre) en 1941, bajo una compilación llamada Estudios políticos.

En todo caso, partiendo de esa fecha tendremos como contexto la Segunda Guerra Mundial y a España bajo la dictadura de Franco. Sobre el primer párrafo, debo decir que será necesario (ya veré cuando será posible) un comentario a El concepto de lo político, para tener mayores elementos de juicio en lo que respecta a la distinción amigo/ enemigo y poder así comprender en que radica el que dicha distinción esté en el punto más extremo y radical cuando comienza la “diferenciación de espíritus”, término que no tengo muy claro (¿Va acaso en la dirección del espíritu del pueblo hegeliano?). En todo caso, discutir sobre lo que significa “espíritu” (intuyo que es la traducción para el Geist alemán) en Schmitt es algo que se vuelve imperativo.

Se vuelve imperativo porque dicho contexto (si asumimos que el prólogo es de 1941, cosa que no he podido confirmar) es interpretado por Schmitt como un torneo “espiritual” en el que es imposible mantener una neutralidad “espiritual”. Schmitt considera que España tiene cierto papel fundamental, ya que siempre se ha arrojado para decidirse en lo que atañe al “espíritu”. Además, otros pueblos deben medirse con España en esta característica particular (“fuerza para la decisión”). Si la alusión es a Franco, la pregunta que debemos hacer es en qué radica su admiración por la España  de dicha época (y de su admiración a España en general, de la que considera que ha recibido muchísimo).

Anuncios

4 responses to “La teología política de Carl Schmitt (5)

  • Geviert-Kreis

    saludos,

    en efecto me preguntaba lo mismo, la fecha del prólogo. No sólo la fecha del prólogo, también la fecha de la traducción y la edición de la TP que Conde traduce. ¿Es un vicio endémico de las ediciones castellanas? En el libro de Orestes también encontramos la misma zarabanda ocasional (e intelectual) con las fechas. En la base de datos del prof. Caracciolo (traductor italiano de Schmitt) se encuentran estos datos, seguramente son los que citas en el post:

    Estudios políticos. – La época de la neutralidad. Teologia política. El concepto de la política, Madrid, Cultura española, 1941, 189 S.

    – traducción de “Politische Theologie – Vier Kapitel zur Lehre von der Souveranität”, “Der Begriff des Politischen”, “Die europäische Kultur im Zwischenstadium der Neutralisierung”: “La época de la neutralidad” (S. 7-32); “Teología politica” (S. 33-108); “El concepto de la política” ‘S. 109-189). Archivo Schmitt, caja 395, sin notas.

    sin embargo, no aparece el nombre del traductor en este caso. En la misma base de datos hay otras dos traducciones del 41, esta vez si aparece el nombre de Conde.

    Para tener la última palabra sobre esto tendríamos que revisar la bibliografía completa publicada por el francés Alain De Benoist. No sé si exista una traducción castellana. Tal vez no. Comprenderás que dedicarse intensamente a autores alemanes (o a cualquier otro) te lleva inevitablemente tarde o temprano a afrontarlos en su lengua. La bibliografía de Benoist puede verse aquí parcialmente (es una página de Amazon)

    http://www.amazon.de/gp/reader/305003839X/ref=sib_dp_pt#reader-link

    La fecha del 41 que propones es bastante verosímil, puede bastar para comentar el prólogo.

    Ahora bien, desde mi lectura, intuyes el quid del prólogo, en el segundo parágrafo de tu comentario sobre todo. En efecto, la distinción polemológica amigo/enemigo tiene una base político-jurídica para Schmitt, pero también una político-teológica que queda en el fondo, referida finalmente a la “diferenciación de los espíritus” en “pugna”. Imposible comentar todo aquí (ya sale un post-propuesta sobre cómo encuadrar el término “político-teológico”).

    Una idea la da Guenón en este post: http://geviert.wordpress.com/2009/11/16/la-guerra-y-la-paz/

    Pienso que España para Schmitt tiene un significado muy especial desde el punto de vista político-teológico. Franco puede ser también el destinatario del prólogo, en ese caso sería una crítica sutil a su neutralidad “táctica”, negociando con Inglaterra y Alemania por el estrecho y la potestad sobre África del norte:

    “…en el que tal vez caben algunos cambios tácticos, de situación, pero no una neutralidad espiritual”.

    Schmitt repite lo mismo al final otra vez, intencionalmente. Afirmo esto, porque es un clásico de los prólogos de Schmitt que se refiera indirectamente a los gobernantes del lugar donde aparece su texto. Pienso, sin embargo, que Schmitt se refiere también, o más precisamente, al nexo entre iglesia y los Reyes católicos (Granada, Inquisición, moriscos, marranos, etc.), inicio precisamente de la modernidad, la modernidad latinoamericana también:

    “…que en todos los momentos cumbres de la Historia universal ha acreditado su arrojo para decidirse en lo que atañe al espíritu”.

    Contextualizo obviamente no a sólo a partir de una generalización de la citas de este breve prólogo. Sobre lo político-teológico, como podrás intuir, Schmitt no condivide ni la teología política de San Pablo, ni su escatología negativa, que se realiza precisamente con el principio de la “iglesia sin imperio” de S. Agustín. Pienso que Schmitt ve en la historia de España el inicio de la realización, en clave moderna, europea, del principio “eusebiano” (Eusebio de Cesarea 256?-337). Se trata del principio del Reino como iglesia (el modelo es, en parte, la iglesia oriental y el Sacro Imperio Romano Germánico). Es lo que muy vulgarmente se conoce ocasionalmente como “cesaropapismo”. Habría que desarrollar el punto en el lugar apropiado. No se trata de una simple “inclinación” intelectual o política entre un “antiguo” modelo “histórico” o el otro. No. No bastan estas poses ocasionales “a nivel del torneo espiritual de signo universal”, cuyo momento del prólogo (el posible 41) es finalmente tan sólo un signo cronológico más, en el tiempo, como podrás intuir. Pienso que Schmitt, en este prólogo, también tiene en cuenta esta perspectiva, digamos, “universal”.

    Sobre el resto de comentarios de los otros post, en su momento. saludos.

  • Marena

    Hola, perdon por mi comentario no viene al caso con la nota pero ando intentando contactar con un francisco javier conde del cual no recuerdo su otro apellido, y que hace mucho tiempo no se nada de él, pensé que este era el sitio más edecuado de acuerdo a lo que el se dedicaba cuando lo conocí. El francisco javier conde que busco, según recuerdo nació en tamaulipas pero vivia en San Luis potosí, es o era jesuita y segun recuerdo quería ser sacerdote. Entonces al encontrar algo de “teología, realizado por un Fco. javier conde me parecio que este prodria ser indicado. Por favor si eres respondeme a mi correo. Gracias y si no disculpen tan grande molestia. gracias.

  • Erich Luna

    Hola Marena
    Lamentablemente no sé quién es la persona a la que aludes. Dejaré el comentario por si alguien puede ayudarte. En todo caso, buena suerte.

    Saludos,
    Erich

  • Teología política y religión civil | Im Geviert

    […] mencionado (6). Se podrá notar ya, en este segundo frente, la “línea” de diferenciación de los espíritus, reflejo de una contraposición silenciosa mucho mayor y anterior. En este frente colocaremos la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: