Para una lectura de Ser y tiempo de Martin Heidegger (v.1.1.)

31lAbNemj9L._SL500_AA240_Ser y tiempo puede verse, sin lugar a dudas, como una de las obras filosóficas fundamentales de la filosofía contemporánea continental del siglo XX. Sus influencias y repercusiones pueden constatarse y rastrearse en innumerables filósofos contemporáneos, escuelas y corrientes, que trascienden incluso a la academia filosófica. No es necesario, por el momento ahondar en ese punto.

En mi caso, empece su lectura y estudio en el último semestre del pregrado en filosofía, a partir de un seminario que dictó Dante Dávila, en la UNMSM, dedicado enteramente a dicha obra. El seminario fue dictado en dos semestres, una sección de la obra dedicada a cada semestre respectivamente. Lamentablemente, por cuestiones relativas al trabajo, no pude ir, prácticamente, al segundo seminari. De ahí que haya tenido una lectura de la primera sección mucho más asesorada y discutida que la segunda. De hecho, los últimos capítulos de la segunda sección son algo en lo que sigo, cada vez que puedo, leyendo y releyendo. Sobre el seminario, debo decir que Dante fue un profesor muy bueno, ya que ayudó bastante a introducirnos en un autor tan difícil como lo es Heidegger. Fue uno de los mejores seminarios que llevé. Sobre Ser y tiempo, definitivamente es un texto por el cual uno no puede pasar sin ser influído de manera muy fuerte y creo que en mí caso fue, de todas maneras, así.

El proyecto de la ontología fundamental, la analítica del Dasein, y la pregunta por el sentido del ser son temas por los cuales siento mucho interés, más allá del que un mero heideggeriano sentiría en pro de “avanzar” hacia la Kehre, el desarrollo del pensar y el “nuevo comienzo”. De ahí que, prácticamente no haya leído mucho más que lo que Heidegger desarrolló en la década de 1920, salvo el curso de Introducción a la metafísica, que leí en un seminario con Federico Camino, los primeros parágrafos de las Contribuciones a la filosofía y la mitad del primer volumen de Nietzsche.

Lo que me interesa es releer Ser y tiempo, una vez más (creo que nunca acabarán los intentos), pero en relación a los cursos dictados en la Universidad de Marburgo, durante de la década de 1920. Todo esto con el fin de complementar detalles o aspectos que Heidegger asuma y no desarrolle en SZ, como el comprender las raíces y desarrollos que va teniendo para culminar en su Magnum opus de 1927. Es un interés bastante amplio y grande. De hecho no planeo hacerlo a muy corto plazo, pero tampoco me interesa caer en mera erudición historiográfica. Mi interés es comprender mejor SZ y profundizar más en el pensamiento heideggeriano. El criterio será pues cronológico, más que temático.

(Actualización: sobre la Gesamtausgabe, se puede revisar la muy buena entrada de Jethro Masís, en Knol. También tiene ahí una cronología vital y filosófica de Heidegger)

La lista de textos a revisar no es, aún, totalmente exhaustiva. Si me falta algo muy importante, agradecería mencionarlo. Sobre el idioma y las traducciones, hoy se está traduciendo más y mejor. Debo decir que por no haber terminado de estudiar alemán y francés (tuve que dejarlos por trabajo), aún no puedo leer el texto directo. En todo caso, mencionaré las traducciones que existan, si es que existen, al español y al inglés, en caso no hubiese en español. El punto de partido es completamente arbitrario, puede modificarse según como vayan los intereses y los ánimos:

(Actualización: He querdido agregar, a la bibliografía en español e inglés, la información relativa a editoriales, años de publicación y de traductores)

1923 – Ontología. Hermenéutica de la facticidad. Traducción de J. Aspiunza. Madrid: Alianza. 2008.

1923/1924 – Introducción a la investigación fenomenológica. Traducción de J. J. García Norro. Madrid: Síntesis. 2008.

1924 – Conceptos fundamentales de filosofía aristotélica (hay traducción al inglés).  Traducción de Robert D. Metcalf y Mark B. Tanzer. Bloomington: Indiana University press.

Tratado sobre el concepto de tiempo. Traducción de J. Adrían Escudero. Barcelona: Herder. 2008.

El concepto de tiempo (conferencia). Traducción de R. Gabás & J. A. Escudero. Madrid: Trotta. 2001.

1924/ 1925 – Platón: “El sofista” (hay una traducción al inglés). Traducción de Richard Rojcewicz y André Schuwer. Bloomington: Indiana University press.

1925 – Prolegómenos para una historia del concepto de tiempo. Traducción de J. A. Ciria. Madrid: Alianza. 2006.

1925/ 1926 – Lógica: la pregunta por la verdad. Traducción de J. A. Ciria. Madrid: Alianza. 2004.

1926 – Conceptos fundamentales de filosofía antigua (hay traducción al inglés). Traducción de Richard Rojcewicz. Bloomington: Indiana University Press. 2008.

1926/ 1927 – Historia de la filosofía desde Tomás de Aquino hasta Kant (no conozco una traducción disponible, ni en preparación).

1927 – Ser y Tiempo. Traducción de J. E. Rivera. Madrid: Trotta. 2009.

Los problemas fundamentales de la fenomenología. Traducción de J. J. García. Madrid: Trotta. 2000.

Fenomenología y teología (en: Hitos. Traducción de H. Cortés & A. Leyte. Madrid: Alianza. 2000).

1927/ 1928 – Interpretación fenomenológica de la “Crítica de la razón pura” de Kant (Hay traducción al inglés). Traducción de Parvis Emad and Kenneth Maly. Bloomington: Indiana University Press.

1928 – De la última lección de Marburgo (en: Hitos. Traducción de H. Cortés & A. Leyte. Madrid: Alianza. 2000).

Fundamentos metafísicos inciales de la lógica a partir de Leibniz (Hay traducción al inglés). Traducción de Michael Heim. Bloomington: Indiana University Press.  Ahora hay una traducción al español hecha por Juan José García Norro bajo el título Principios metafísicos de la lógica, Madrid: Editorial Síntesis, 2009.

1928/ 1929 – Introducción a la filosofía. Traducción de M. Jiménez Redondo. Madrid: Cátedra. 2001.

1929 – El idealismo alemán (Fichte, Schelling, Hegel) y el estado de la cuestión filosófica de la actualidad (Hay traducción al inglés en preparación).

Kant y el problema de la metafísica. Traducción de G. I. Roth. México: Fondo de Cultura Económica. 1982.

De la esencial del fundamento (en: Hitos. Traducción de H. Cortés & A. Leyte. Madrid: Alianza. 2000).

¿Qué es metafísica? (en: Hitos. Traducción de H. Cortés & A. Leyte. Madrid: Alianza. 2000).

1929/ 1930 – Los conceptos fundamentales de la metafísica. Mundo – finitud – soledad. Traducción de J. A. Ciria. Madrid: Alianza. 2007.

Como se puede apreciar, hay un curso que no ha sido traducido, ni hay planes de hacerlo aún (hasta donde sé). Este curso de historia de la filosofía, que va desde Tomás de Aquino hasta Kant, es muy importante. Heidegger de alguna manera lo presupone en sus lecciones sobre los problemas fundamentales de la fenomenología de 1927, además de hacer referencias a él. Ser y tiempo tiene como trasfondo esa lectura que relaciona ontológicamente a la modernidad con el medioevo, que no desarrolla y pasa bastante rápido (por ejemplo, referencias a Suárez y al ser medieval como trascendens), así como su lectura de los antiguos puede verse, de alguna manera, en el curso introductorio sobre coceptos fundamentales de filosofía antigua (obviamente también en los seminarios dedicados a Platón y Aristóteles).

Espero poder ir subiendo, más adelante, algunas entradas al respecto de estos libros, conferencias y cursos, con el de discutirlos. Después subiré la información concerniente a las ediciones y traducciones respectivas, con los enlaces pertinentes.


17 responses to “Para una lectura de Ser y tiempo de Martin Heidegger (v.1.1.)

  • Geviert-Kreis

    Saludos,

    no olvidemos la “fenomenología de la vida religiosa” (GA 60: Phänomenologie des religiösen Lebens 1. Einleitung in die Phänomenologie der Religion (Wintersemester 1920/21)). Tal vez esté incluido diversamente en tu lista, me dirás). En todo caso nos daría los elementos claves para esclarecer fákticamente, decisionísticamente(Schmitt), la “ontología-política” de Heidegger, es decir, lograríamos el necesario “entrenamiento preparatorio” (Zavala) para medirnos y diferenciarnos de cualquier filosofía “práctica”.

    interesante programa, sin duda. A ver si logro proponer un grupo de trabajo acá con los filósofos germanistas sobre “Sein und Zeit” para poder confrontar puntos de vista con Uds. De nuestra parte, intentaremos darle al intercambio un sentido explícitamente ético-político para poder ver más cláramente lo escrito líneas arriba.

    saludos,
    GK

  • Alvaro

    Quiza tu me puedas ayudar con esto. Leo en distintos lugares que Ser y Tiempo es una de las obras mas importantes de la filosofia alemana contemporanea, etc. Sin embargo, lo que es extremadamente dificil encontrar es una explicacion sencilla de los aportes puntuales de esa obra a nuestra comprension del mundo, la filosofia, etc. Ser y Tiempo esta escrito en un lenguaje impenetrable y oscuro. Los comentaristas de Heidegger, lamentablemente, reproducen ese lenguaje oscuro y, por eso mismo, no ayudan a entender el aporte de Ser y Tiempo (todos hablan del “Ser”, “Dasein”, “la angustia”, “la nada”, etc. como si estuvieran hablando de cosas que todos entendemos y usan palabras-con-guiones como si los guiones agregaran algo que las palabras de por si no tienen. Podrias explicarme brevemente el aporte de Ser y Tiempo, y por que es importante leerlo sin usar la jerga Heideggeriana? Gracias!

  • erichluna

    Hola GK
    Ese curso, de los tempranos de Friburgo, está traducido al español en dos libros diferentes. El primero se llama “Introducción a la fenomenología de la religión” que sí tengo y que he leído casi en su totalidad. El segundo, sobre los estudios de Agustín y el neoplatonismo, lleva por título “Estudios sobre mísitica medieval”. Ese aún no lo poseo. De hecho que esos cursos son fundamentales. De ahí que haya puesto en la delimitación cronólogica un criterio de arbitrariedad.

    La razón es estrictamente contingente para mí, por el momento: se trata de que las lecciones tempranas de Friburgo no han sido traducidas, en su totalidad, al español o al inglés. Por eso es que no puedo leerlas cronológicamente. Prefiero empezar con algo que puedo tener, casi en su totalidad (salvo por el curso que va de Tomás a Kant).

    Ontología de la facticidad, si bien es el último curso temprano de Friburgo, aborda los conceptos de Hermenéutica y Dasein, además de plantear muchos temas que serán ampliamente desarrollados luego.

    Espero que puedas armar un grupo paralelo para ir discutiendo. En todo caso, todo lo que publique podrá ser discutido aquí por todos. El “ojo” ético-político para la lectura me parece bueno. Será de todas maneras uno de los que tendrá, además del “estrictamente” ontológico.

    Muchos saludos,
    Erich

  • erichluna

    Hola Alvaro
    Estoy muy de acuerdo, en varias cosas, con lo que dices y no puedo dejar de interpretar tu comentario como lleno de perpeljidad y, a la vez, de sinceridad. Yo también pensaba lo mismo que tú, hace bastante tiempo. Esto es, el lenguaje de Heidegger me parecía insufrible, confuso y sin sentido.

    Debo decirte, lamentablemente, que es un libro dífícil, como todo buen libro de filosofía. Sinceramente no creo que pueda haber algo así como una explicación “sencilla”. Las razones son múltiples, pero te puedo dar varias, que espero desarrollar luego:

    1. La pregunta por el sentido del ser: el problema mismo se supone que es el más olvidado. Es el más difícil no por ser uno “abstracto” o “lejano”, sino por ser, al contrario, el MÁS CERCANO.

    2. El lenguaje: si bien es cierto que es confuso y oscuro, debemos tener en cuenta que Heidegger quiere elaborar nuevos conceptos para analizar el ente que somos. Por eso dice Dasein y no “hombre” o “ser humano”. Lo que sí te digo es que cuando uno logra entrar en ese lenguaje, se vuelve bastante cómodo y “flexible”, es decir, que la lectura se hace más fluída. Sobre ese carácter para iniciados, Adorno escribió un texto donde consideraba lo problemática de esa jerga “para iniciados”. El texto se llama “Jerga de la autenticidad”.

    3. Sobre la bibliografía especializada y complementaria: estoy de acuerdo contigo. Se suelen usar vocablos que a veces no se explican. Pero no pensemos que es por maldad, o porque no sepan de que se habla. Creo que tiene que ver más con el carácter inherente a las meditaciones y descripciones fenomenólogicas. Éste consiste en que NO se pueden resumir, son caminos que debemos recorrer. De ahí que sea muy difícil resumir Ser y tiempo en “sencillo” o “simple”. Lo que trataré de hacer será explicar algunos puntos con otras referencias a Heidegger o a la historia de la filosofía, desde las lecturas que hacen, además de hacer intentos de ejemplos que puedan clarificar eso.

    4. Los guiones: dan miedo al inicio, lo sé. Pero en el caso de Ser y tiempo aluden, fundamentalmente, a que se trata de UN solo fenómeno, es decir unitario, aunque lo expresemos con varias palabras. Ese es el “gran” secreto, que el propio Heidegger explica. El caso paradigmático es estar-en-el-mundo: lo que trata de hacer con los guiones es señalar el carácter de “unidad”, “co-originariedad”, “inseparabilidad”, “simultaneidad” entre estós términos. Prometo amplair esto, más adelante.

    Lo que voy a hacer es subir un pequeño texto que presenté en un simposio de estudiantes de filosofía, donde trato de presentar el problema del ser, en relación al concepto de filosofía que tiene Heidegger. Todo esto de manera breve, y algo “clara” (espero).

    Lo que dices es importante, hay que exigir claridad, pero también recuerda que pueden haber problemas y preguntas que no la pueden tener porque nuestro lenguaje hace “difícil” plantear esos problemas, o señalar esos aspectos. En todo caso, te digo que intentes leerlo (en la traducción de Rivera) y con paciencia.

    Muchos saludos,
    Erich

  • Geviert-Kreis

    “lo que trata de hacer con los guiones es señalar el carácter de “unidad”, “co-originariedad”, “inseparabilidad”, “simultaneidad” entre estós términos”

    “Éste consiste en que NO se pueden resumir, son caminos que debemos recorrer”.

    “Es el más difícil no por ser uno “abstracto” o “lejano”, sino por ser, al contrario, el MÁS CERCANO”.

    Concuerdo plenamente con los tres puntos citados, sobretodo con los dos últimos. ¿Qué lenguaje puede ser posible para expresar, por ejemplo, una emoción, si aquel no se presenta como silencio expresado? La contradicción, la “jerga”, es oscura, sólo si tal emoción no la hacemos nuestra, abandonándonos completamente a ella, serenamente (Ge-lassen-heit!). Aquello que es oscuro, no es difícil porque es poco claro, sino porque es una luz meridiana completamente sin sombras. Para poder verla, hay que estar dispuestos a alzar los ojos y hacerla nuestra. Con “Ser y tiempo” es lo mismo (con cualquier símbolo sinceramente). Parece críptico porque precisamente lo leemos como un texto de Filosofía simplemente y nos esperamos una respuesta “filosófica”.

    Yo propongo leer “Ser y tiempo” como una manual de entrenamiento militar, un manual “práctico”, anti-existencialista (sartre!) y anti-humanista (se lea mi post sobre la “retórica humanitaria”). No bromeo en lo más mínimo: Muchos términos de Heidegger son pan cuotidiano en el alemán moderno. La famosa “Kehre” es un punto específico de un camino en un bosque alemán por ejemplo. Igual la Lichtung. La Lichtung ES un lugar concreto en un bosque. Quien no vea el lado “práctico” es un ciego. Ya Heidegger indicó que es el SERVICIO (DIENST) la caracteristica del estudiante: más praxis, más sentido “práctico-filosófico” que hacer propio el simbolo vivo no hay creo yo. Porque tal es la ética “oscura” detrás de ese texto. Dicho con un símbolo: blanco (luz) y negro (tinieblas), en el medio, el corazón radiante, la Rosa mística en forma de cruz, es decir, todo lo que el amor humano nunca expresará, nunca. Tal es el camino que ese libro propone tan sólo en su pregunta simple. Se abandone el libro, si se desea. Será lo mismo, si nos ponemos a nosotros misms la pregunta.

    A pesar que nos será negado completamente tal amor, debemos estar dispuestos (“estar listos”) a amar en cualquier lugar donde nos encontremos (befindlich) mientra haya luz.

  • Andreas

    Comentarios acerca de Heidegger como el segundo de GK son precisamente los que no le hacen ningun favor a la obra de Heidegger (manual de entrenamiento militar????). Sinceramente, alguien entendio algo?!

  • Gk

    Oh…perdone ud. lamento haberle parecido poco filosófico, pensaba a san bernardo. después de todo no olvide que la mística alemana no separa lo religioso de lo militar, en el sentido de la iglesia militante. Cual favor desea que le haga la obra de heidegger? Gk

  • Erich Luna

    No se peleen. Creo que se están exigiendo cosas mutuamente válidas.

    Las aclaraciones de GK sobre Kehre, Lichtung y su relación con cosas “cotidianas” e “inmediatas” de la vida “provinciana” alemana son enriquecedoras para entender que hay ciertos vocablos que en alemán son de uso muy corriente, aunque también mucha “jerga” nueva, que Heidegger intenta hacer es difícil hasta para los alemanes.

    Por poner un ejemplo: “Bewandtnis” y la expresión heideggeriana que se ha hecho “infame” entre los traductores, interpretes y especialistas:

    “… bewenden lassen mit etwas bei etwas…”

    La pregunta de Andreas es válida y no debe ser tomada a la ligera. Si se propone pensar SZ como “manual de entrenamiento militar” hay que aclarar qué queremos decir con eso y, sobre todo, mostrar que pasajes de SZ deberían mostrarnos que esa lectura es la más indicada. Y si es la obra en su conjunto, pues habrá que hacer ese intento.

    Yo por mi parte no estoy en condiciones de emitir un juicio tan categórico sobre esa lectura. Sin embargo, desde las primeras lecturas que vengo haciendo de SZ (sobre todo desde la primera sección y cursos de los años inmediatos) no veo muy bien cómo sostener esa lectura. A medida que leamos, GK deberá desarrollar más su propuesta (y sobre todo la comparación entre ontologías políticas entre Schmitt y Heidegger en relación a la lichtung, eso sí que sonaba interesante).

    El reclamo de Andreas es válido pues busca que se argumente bien lo que se diga. Sin embargo, tampoco debe esperar que en un simple comment de blog se pueda explicar todo un libro.

  • Im Geviert

    mis saludos,

    no sean tan severos con esa frase sobre lo militar. En el contexto del comentario intento resaltar, con esa imagen en contraluz, la necesidad de superar ese prejuicio generalizado de ver la filosófia heideggeriana (y en general, la filosofía)como una pacífica, melíflua, irresponsable y demasiado postmoderna “pregunta sobre el ser” que no lleva a ninguna “praxis” u ontología política específica. Con esta actitud “teórica”, ociosa, se termina únicamente justificando las pretensiones de la denominada filosofía “práctica” (heredada del marxismo) y con toda razón. Con esto me refiero al hecho que, visitando otros blogs, noto que la disposición a querer comprender, por ejemplo, “Ser y tiempo” pasa como un “buen ejercicio” para comprender “un libro importante”, pero nadie se expone a la pregunta que el libro le pone A UNO MISMO. La lógica consecuencia es que el libro “sea críptico”, cuando en realidad lo que se refleja es la voluntaria ineptitud a no ponerse NUNCA en juego. Existe, por lo tanto (y no sólo para Heidegger) una disposición pre-comprensiva completamente ociosa e irresponsable que será necesario depurar inmediatamente y sin dolor, creo yo.

    Es precisamente lo más íntimo de aquella postmoderna ociosidad la que reacciona como un anticuerpo, jalándose los cabellos, cuando el doméstico “placer” de la “ontología fundamental” heideggeriana, de un “libro importante”, la tenemos que confrontar con la pregunta sobre Heidegger y el NS por ejemplo.

    No se olvide que Heidegger al igual que Schmitt, Weber (el carisma!) y tantísismos otros, se mueven al interior del denominado “romanticismo negro” (el románticismo del sur de Alemania: Heidelberg y Munich), muchos formaron parte de la generación de la Jugendbewegung (al respecto se vea mi post sobre “Fidus” en mi blog) y el movimiento de renovamiento católico alemán (al respecto mi post sobre “Carl Schmitt visto desde una perspectiva metajurídica”). A partir de este contexto, se puede comprender el carácter explícitamente “militante”, religioso-militar (en el sentido de los místicos y San Bernardo) de esta generación alemana. Todo este espíritu religioso-militar es completamente anterior al 33 y más allá.

    La “practicidad” en Heidegger, entonces, va, lo pienso así, inmediatamente reconsiderada precisamente a partir de la terminología que Heidegger nos propone y que traté sumariamente de indicar como cuotidianidad alemana (Kehre, Lichtung, etc.). En sentido “práctico” debería ser entendido sobretodo la parte introductoria sobre la “estructura formal de la pregunta sobre el ser”: Fragen nach…, Anfrage bei, Befragtes, Erfragte, etc. (Se me perdonará traducción aproximativa en el futuro).

    La lectura debería considerar la línea anti-humanista y anti-existencialista que la “carta sobre el humanismo” nos recuerda. Deberá ser, se me permita subrayarlo cortesmente, hermenéutico-aplicativa en el sentido precisado por Gadamer en “Wahrheit und Methode”: a la par de la hermenéutica jurídica. Con esto quiero decir que la pregunta sobre el Ser DEBE ser puesta como si fuese una explícita, concreta y inapelable sentencia a la pena capital, de lo contrario, NUNCA se entenderá ese texto.

    Por el mismo motivo mi interés por el nexo Heidegger-Schmitt: con Schmitt no hay espacio para interpretaciones “melífuas” o “favores” que conceder o hacer, sino ponerse en juego y punto. La ontología política heideggeriana se convierte, con Schmitt explícita praxis político-teológica (la fundamentanción de este nexo en otro comentario).

    mis saludos,
    GK

  • Geviert-Kreis

    “Por poner un ejemplo: “Bewandtnis” y la expresión heideggeriana que se ha hecho “infame” entre los traductores, interpretes y especialistas:

    “… bewenden lassen mit etwas bei etwas…”

    Una pregunta: ¿cómo es esta historia de lo “infame” en Bewandtnis? Me has dejado curioso. No conozco esa referencia a Heidegger. Hablando hoy durante el desayuno al respecto con un un abogado penalista me explica que su uso es bastante selecto y se refiere al constatar fácticamente (faktisch) una situación tal cual esta se presenta. “bei etwas bewenden lassen”, es pues una constatación de “cómo están las cosas” que no es ni resignativa (ojo), ni indiferente en sentido estricto (si lo dice un penalista). La muerte, una decisión inapelable, un causa natural serían algunos ejemplos. En efecto, el uso de bewenden se da referido a algo que debe ser concluido o se presenta como tal.

    Intuyo ligeramente que lo habrán traducido seguramente como “acontentarse”, “adaptarse”, “acomodarse” (oportunísticamente). Me dirás. Dicho al margen, sería muy curioso verdaderamente disponer de todas estas variantes de las traducciones castellanas, sobretodo las “infames”. Como ya decía sobre Jünger: comprender COMO ha sido traducido un término “infame” de Heidegger, preguntarse COMO es comprendido y utilizado tal término infame discursivamente por la comunidad cientifíca correspondiente, observar COMO el término genera entusiasmo en tal o cual debate, permite OBSERVAR – como bien afirmaste – COMO un determinado grupo se APROPIA hermenéuticamente de la pregunta que un autor nos propone. En pocas palabras, se revela COMO hacemos propio, según NUESTRO “horizonte de sentido”, aquello que el autor nos propuso en su lengua materna.

    La cosa sumamente interesante – quisiera por favor que se medite bien lo siguiente – es que si nos APROPIAMOS de tal o cual término o recepción considerada “infame”, se hace al mismo tiempo VISIBLE NUESTRA PROPIA INFAMIA a través de tal término, puesto que toda apropiación en siempre total. Yendo ahora al punto: Toda apropiación, por ejemplo, de la pregunta sobre Heidegger y el NS, revelará a su vez, NUESTRA relación con el NS, nuestro modo de relacionarnos con tal evento. Por lo mismo: SZ presupone preguntarse por el olvido del propio ser, el resto es filosofía.

    saludos, GK

  • Fin del semestre 2009-1 « Vacío

    […] PDRTJS_settings_92611_post_247 = { "id" : "92611", "unique_id" : "wp-post-247", "title" : "Fin+del+semestre+2009-1", "item_id" : "_post_247", "permalink" : "http%3A%2F%2Ferichluna.wordpress.com%2F2009%2F07%2F18%2Ffin-del-semestre-2009-1%2F" } Hoy acabó el primer semestre de la maestría. Ahora que tendré unas semanas de “vacaciones” me dedicaré a revisar más algunos textos, con un par de amigos, “libremente”. Estos serán, principalmente, El ser y el acontecimiento de Badiou y la Teoría de la acción comunicativa de Habermas. Trataré de avanzar, asímismo, algo de Heidegger, por mi cuenta, y en relación al plan ya expuesto. […]

  • Humano demasiado humano: Heidegger « Vacío

    […] para dicha obra en el documental. Creo que podría ser una buena entrada para preguntas como las de Alvaro. Miguel de Beistegui, Thomas Sheehan y George Steiner tienen comentarios interesantes al […]

  • Erich Luna

    Hola Giovanni

    Sobre el término Bewandtnis, dije “infame” únicamente por lo difícil que era poder traducirla. Manuel Jiménez Redondo, quien tradujo “Introducción a la filosofía” (1928), dijo que la dificultad no radicaba únicamente en nuestro idioma, sino en que esa expresión causaba perplejidad, por igual, entre los alemanes. La razón era que esa expresión solamente había sido usada así en un único párrafo: el de Ser y tiempo concerniente a la Bewandtnis.

    Rivera traduce Bewandtnis como “condición respectiva”. Te voy a citar su justificación en las notas de la edición al español de Ser y tiempo (no puedo ponerte cursivas en los comentarios del blog, ní corchetes):

    “Esta palabra es una de las más difíciles de traducir en Ser y tiempo. En alemán el término Bewandtnis se usa siempre en giros idiomáticos característicos, como por ejemplo “Mit etwas hat es seine eigene (besondere) Bewandtnis”, que literalmente significa “con algo tiene su propia Bewandtnis, o una particular Bewandtnis”. Esta frase quiere decir que algo tiene su propia manera de ser, su manera particular de ser. Pero esta manera de ser no es entendida como algo estable y definitivo, como una propiedad que la cosa tenga en sí misma, en su propia realidad. Se trata más bien de una manera de ser circunstancial, es decir, determinada por las otras cosas y sobre todo por el ser humano en su relación pragmática con las cosas. En efecto Bewandtnis sólo se usa en el ámbito del quehacer humano, jamás para hablar de la naturaleza propia de las cosas. Es un poco lo que nosotros, también en una expresión idiomática muy característica, queremos decir cuando hablamos de que “con algo pasa algo” o “no pasa nada”. Aquí “pasar” no significa ocurrir o acontecer, sino producirse una situación que da a la cosa un sesgo especial, una Bewandtnis.
    En la raíz de Bewandtnis está la idea de wenden, sich wenden, doblarse, girar, volverse hacia… La Bewandtnis es, según esto, la manera como la cosa queda vuelta hacia el ser humano que la usa y, a la vez, hacia las demás cosas con las que está. Es algo así como un “giro” que toma la cosa, de manera análoga a los giros que adquiere el idioma cuando se hace de e´l un uso concreto. En este sentido, la Bewandtnis es como una situación de la cosa con respecto a nosotros y con respecto a las demás cosas. Se la podría traducir incluso por situalidad. La traducción francesa de Ser y tiempo de Francois Vezin traduce la Bewandtnis por cojointure, coyuntura. Otro tanto se hace la traducción portuguesa de Marcia de Sá Cavalcani.Nosotros hemos traducido la Bewandtnis por “condición respectiva”. En esta frase la palabra “condición” dice que se trata precisamente de un modo de ser, y la palabra “respectiva” señala el hecho de que este modo de ser consiste en estar vuelto hacia otras cosas. En efecto, en la palabra Bewandtnis resuena también: dejar que algo quede vuelto (bewenden lassen mit etwas) hacia algo (bei etwas). Esta respección de algo hacia algo es aquello a lo que se refiere el término óntico “remisión” que Heidegger ha venido usando hasta ahora. La Bewandtnis es, pues, el término ontológico que designa el ser del ente intramundano; un ser que consiste en que ese ente está constitutivamente vuelto hacia otros entes, La traducción de Gaos por “conformidad” es sumamente equívoca, especialmente en el giro “conformarse con” (bewenden lassen mit), que da a entender que se trata de una actitud del ser humano, siendo que la conformidad y el conformarse tienen un sentido estrictamente ontológico, referido a los entes intramundanos. Además, “con-formidad” significa algo que tiene forma (un eidos) que se adecúa a la forma de otra cosa, que ajusta con ella. Pero este uso de términos consagrados de la ontología tradicional, como es el término forma, morphé, resulta fatal en el contexto de Ser y tiempo. Una vez más Gaos busca coincidencias fáciles de un término español con un término alemán. Es cierto que la palabra conformidad permite, de una manera aparentemenete análoga al alemán, hablar de “conformidad con… en…”. Esta analogía es puramente externa porque, si el “con” de ese giro permite ciertamente indicar la referencia de una cosa a otra, el “en” no tiene en el contexto el sentido que tiene el bei en alemán” (Nota P. 110 , pp. 468-469)

    Espero que clarifique en algo la traducción de Rivera.

    Por otra parte, yo también creo que SZ tiene implicancias políticas. De hecho Nico ya nos ha hecho conexiones interesantes, por ejemplo, entre la interpretación de la phrónesis aristotélica, la filosofía de Heidegger y el NS, que deberemos discutir.

    Ahora he completado un poco la bibliografía traducida al español y al inglés, por si a alguien le sirve.

    Muchos saludos,
    Erich

  • Geviert

    saludos,

    no salieron las frases traducidas entre los corchetes!

    Sobre el nexo Aristóteles-Heidegger que hace Nico, en efecto, es un nexo clave, estuve conversando con Rafael al respecto y me dice que es importante también.

  • Erich Luna

    Hola Giovanni
    Gracias por avisarme. Ya lo arreglé. Espero tus comentarios. Si hay algún otro error, avísame.

    Ese nexo Aristóteles-Heidegger es en el que hay que profundizar de todas maneras.

    Saludos,
    Erich

  • ¿Qué es esto, la fenomenología?: Cuestiones preliminares « Vacío

    […] las ediciones disponibles de dicho período de la obra heideggeriana ya he escrito al respecto aquí, en caso alguien tenga dudas sobre las ediciones en las que me estoy […]

  • ¿Qué es esto, la fenomenología? (4): el concepto preliminar de “fenomenología” « Vacío

    […] en mente, entre otras cosas, al tratamiento del ser que Platón y Aristóteles (Heidegger dictó cursos sobre ambos en los años anteriores a la publicación de SZ) tuvieron y que la tradición ha […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: