La democracia y el significado de pueblo según Sartori

Quería hacer otro breve post sobre un corto sub-capítulo de la Teoría de la democracia de Sartori, donde éste desarrolla qué podría significar la expresión “pueblo” para luego poder ahondar de manera más rigurosa qué relación tendría esta categoría con la de la democracia, dentro de los marcos de una teoría de la democracia, tal como Sartori de la propone desarrollar.

Etimológica mente, la democracia puede ser entendida como “el gobierno o el poder del pueblo” (41). Necesitamos siempre recurrir a la “etimología” porque, según Sartori, nos da una especie de “brújula” sobre la dirección de la expresión. Desde la fenomeonología, es muy importante rescatar los sentidos originarios de las palabras, para poder estar más cerca de los fenómenos mismos, en lugar de caer en una cotidiana “habladuría” <Gerede> (Heidegger), o también en un “mentar vacío” <Leermeinen>(Husserl). Pero para Sartori, esto es solamente el inicio:

Cuando acudimos a la raíz etimológica estamos seguros de empezar sobre fundamentos genuinos. Por otra parte, el preguntarse sobre el sentido original de un término es sólo -en general- el primer paso de una investigación. Esto es especialmente cierto en el caso de la democracia, pues como fácilmente puede mostrarse la premisa “la democracia es el poder del pueblo” no sólo permite escasas concesiones, sino que constituye ab initio, una premisa poco clara (41).

La cuestión es, pues, indagar qué significa δῆμος (dêmos). En griego, dicho término no está exento de múltiples acepciones, matices y rasgos semánticos. Aristóteles, por ejemplo, consideraba a la democracia como la versión degenerada de lo que el llamaba πολιτεία (Politeia), término que Sartori traduce como “ciudad buena” (aunque puede significar más que eso). En todo caso, para no salirnos del tema, es necesario que veamos posibles sentidos de la expresión “dêmos” (no estoy incluyendo las repercusiones de la traducción latina “Populus“, tanto en el mundo romano, como en su legado medieval):

1. “La comunidad ateniense reunida en asamblea popular (ἐκκλησία)”, “todos”, “todo el mundo”. Sartori sostiene que una democracia no puede incluir a todo el mundo. La democracia griega excluía a mujeres, esclavos, etc., lo que tenía como resultado que los ciudadanos que participaran de la democracia fuesen relativamente pocos (en todo caso la minoría de la polis). Hoy en día nuestro sentido común nos haría pensar que ahora TODOS participan del “autogobierno” democrático. Sin embargo, ello no es así ya que excluimos a los menores de edad, los que tienen ciertas incapacidades mentales, los criminales, los no-ciudadanos y los transéuntes.

¿Qué debe y qué puede incluir el “pueblo”? Por importante y apremiante que pueda considerarse la cuestión, nadie ha defendido aún la inclusión total, sin excepciones. El que pueblo signifique “todo el mundo” es una concepción que se mantiene, por así decirlo, por la fuerza de su vaguedad connotativa (43).

2. “Los muchos” (οἱ πολλοί), “una gran parte indeterminada”, “un gran número”. El problema para Sartori con esta expresión es que necesita mucho más. Para empezar, es una gran parte ¿con respecto a qué totalidad? ¿Cuántos son ya un “gran número”? La expresión es muy vaga y no permite ahondar en estas sutilezas procedimentales que son esenciales para la democracia.

3. “La multitud”, “la clase baja”. El anterior problema desaparecería acá al sostener que dicha mayoría y cantidad la constituye la “clase baja”: los pobres y/o la “clase trabajadora”. Pero si es que aumenta la “clase media” (como lo sugería y proponía Aristóteles en la Política), ¿qué pasa con el antagonismo entre “ricos” y “pobres”?

A medida que una sociedad se moderniza, su forma socioeconómica piramidal se transforma en hexagonal. Y en las sociedades posindustriales, “los pobres hambrientos” y el proletariado equivalen a minorías superadas (44).

Sartori piensa que, si bien una democracia no puede incluir a todos, su exclusión debe estar justificada, ser compatible con principios democráticos y tener una naturaleza de tipo procedimental. Sostener que la clase baja es la que gobierna implica una exclusión fija, la cual no estaría en consonancia con los rasgos de flexbilidad y transitoriedad que el principio de mayoría debiera de tener.

4. “Popolo”, “peuple” y “Volk”. Expresiones que tienen que ver con una “totalidad orgánica”, lo cual nos puede hacer pensar en una “voluntad general indivisible”, “una entidad indivisible”( a diferencia de “People” que no denota una entidad singular, sino que más bien nos muestra una pluralidad, una multiplicidad divisible, conformada por individuos.):

(…) la concepción holística y orgánica- adolece del defecto fundamental de no conducir en absoluto a la democracia o, en todo caso, de permitir la justificación de cualquier régimen político (45).

Sartori atribuye esta visión del pueblo a los románticos que invocaban un “espíritu del pueblo” (Volksgeist), una especie de “super-alma”.

Partiendo de la idea del pueblo como un todo orgánico puede facilmente inferirse que cada individuo no cuenta para nada; en nombre de la totalidad, todos y cada uno pueden ser aplastados al mismo tiempo; y tras la fórmula “todos contra uno solo”, cabe percibir la justificación de las autocracias totalitarias, pero no de las democracias. Una democracia no puede siquiera comenzar a funcionar a menos que se deshaga de tal fórmula (45).

Curiosamente, a pesar de no considerarse muy “románticos, me parece que aquí se encontraría el espectro de personas que se consideran “intelectuales reaccionarios”, ya que me da la impresión de que piensan al pueblo como algo muy “orgánico” y “originario”. Nuestros “reaccionarios posmodernos” son lo que Sartori llama “demólatras”:

El demólatra habla “pueblo real”; pero acaba, en verdad, haciendo un fetiche de un pueblo ideal situado exactamente fuera de la vista. Aún peor, la demolatría no es necesariamente demofília, amor real y compasión por los pobres, los desheredados, los desamparados. Convertir en fetiche un pueblo ideal va con frecuencia unido a un desprecio general por el real y existente. Desde Robespierre en adelante contamos con numerosas pruebas de lo fácil que es en la práctica que una mística del ideal derive en su contrario, en una mística propensa al derramamiento de sangre, a la exterminación implacable del pueblo” (46).

La versión más sofisticada, según Habermas, es Hegel (y en el mundo contemporáneo los “comunitaristas”), pero Schmitt también parecería tener algo de eso, se puede ver algo de eso en Legalidad y legitimidad. Por eso considero que los intentos posmarxistas de Laclau y Moueffe son muy interesantes para repensar el antagonsimo y lo político como tal, pero sin supuestos sustancialistas cuestionables.

5. La “mayoría (absoluta)” y la “mayoría (limitada)”

La mayoría absoluta significa, en este contexto, que sólo cuenta la mayoría: el mayor número de una población dada representa a todos y posee un derecho ilimitado (o sea absoluto) para decidir por todos. A la inversa, el principio de la mayoría limitada mantiene  que ningún derecho de mayoría alguno puede ser “absoluto” (es decir, ilimitado). El primer criterio lleva a la democracia definida como un sistema de gobierno de mayoría pura y simple; el segundo, a un sistema democrático de gobierno de mayoría limitado por los derechos de la minoría (45).

Esta tipología puede ser de alguna utilidad para empezar a profundizar en la complejidad del término “democracia”, así como en la gran cantidad de acepciones y matices que puede tener la expresión “pueblo”. Espero más adelante (bastante más adelante) poder contraponer esta manera de ver al pueblo con las “post-marxistas” como Rancière y Laclau.

About these ads

5 responses to “La democracia y el significado de pueblo según Sartori

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.447 seguidores

%d personas les gusta esto: