El paso del Estado oligárquico al Estado neoliberal (3): Morales Bermudez

[Continuación de lo visto en los post anteriores (1) y (2)]

Los partidos políticos (principalmente APRA, AP, PPC) fueron combatidos y atacados, Se les reprochaba el ser los culpables y responsables del atraso del país. Velasco los consideró innecesarios. Aquí podemos ver como empieza, con bastante fuerza, un discurso anti-partido que, finalmente, quedará bastante grabado en la cultura política de nuestro país: los partidos no son necesarios para la representación y canalización de intereses y asuntos públicos. Los medios de comunicación de masas, por su parte, fueron exporpiados y asignados a determinados sectores sociales, aunque en última instancia serían controlados por el gobierno central.

pe01_10bSin embargo, este grado de control no podría controlarse, ni reprimirse por mucho tiempo. En 1973 ya eran visibles las movilizaciones políticas, hubo una reactivación de la sociedad civil y empezaron protestas y movilizaciones de sindicatos, federaciones de trabajdores y movimientos sociales. Esto, sumado a la crisis económica y con la enfermedad de Velasco, terminarían también acentuando diferencias entre los mismos oficiales a cargo del poder ejecutivo.

La institucionalización de las reformas fracasó por varios motivos. La presencia del Estado empezó a verse como un obstáculo para la economía, y como un gobierno que podría poner en riesgo la seguridad de la propia nación, por ejemplo, a través de políticas antiimperialistas y populistas. Las crisis económicas, ya no permitían que el Estado pudiera permitirse todo lo que pudo cuando se estaba en un momento de crecimiento económico. Además, no se contaba con una fuerte base social por parte de la sociedad civil: el Estado se erigía como autoridad legítimda, fundamentalmente, por el fuerte monopolio coercitivo.

El inicio del fin empezará con el golpe institucional de Morales Bermudez. Su golpe de Estado sacó las tendencias populistas de la coalición dominante, con el fin de sentar bases para el gran capital. Aplicó políticas públicas ortodoxas, desactivando las medidas radicales iniciadas por Velasco. Esto desato muchas movilizaciones y protestas por parte de los partidos políticos y movimientos sociales. Morales tuvo que ceder y abrir un proceso de transición democrática (1978-1980), a través de la convocatoria a una Asamblea Constituyente. Los resultados de las elecciones llevadas a cabo mostraron la consolidación de nuestro sistema de partidos en tres tercios: derecha, centro e izquierda.

Esta asamblea constituyente fue la reconoció, a través de la Consititución de 1979 que logró, la participación política de los jóvenes mayores de 18 años, incluyendo a los analfabetos. Así pues, es recién hace 30 años que en el Perú podemos decir que tenemos un sufragio universal. La pregunta es cuántos años más tendrán que pasar para que podamos hablar de una igualdad efectiva y sustancial, que vaya más allá de los derechos políticos y civiles, o que en todo caso genere condiciones para que efectivamente puedan ejercerse por parte de todos los peruanos.

Siguiendo la lógica explicada en el post anterior para comprender las condiciones coyunturales y estructurales, Sinesio sintetiza los específicos de dicho momento histórico:

“La transición de 1977-1980 fue el resultado de un juego complejo de fuerzas: el fracaso de la institucionalización por las razones ya señaladas, las tensiones internas dentro de las Fuerzas Armadas, las presiones de los partidos y el enorme descontento social expresado en la movilización masiva de la sociedad civil. Pese a la participación amplia de actores en el proceso, la transición fue parcialmente negociada entre un sector de las Fuerzas Armadas -los blandos encabezados por el general Morales Bermudez- el Apra, el Partido Popular Cristiano y el Partido Comunista y fue resistida por los duros del gobierno militar, que buscaban instaurar una tercera fase” (278)

Y un poco más adelante continua y redondea el punto:

“El éxito de la transición se debió a la formación práctica de una coalición democratizante entre los blandos del gobierno – Morales Bermudez- y los institucionalistas de la oposición -AP, PPC y PC -para nombrar a los duros gubernamentales y a los maximalistas de derecha y de izquierda de la oposición” (278)

Lo bueno y malo es que la Asamblea Constituyente contó una presencia plural. Eso implicó que los bloques tuvieron que negociar. De ahí que la Constitución tenga cosas que pertenecen a los intereses de los tres tercios. Sin embargo, eso también se manfiesta en la no siempre feliz articulación que tuvo el documento. Al respecto:

“El Apra jugó un papel conciliador haciendo concesiones a la derecha en algunos temas y a la izquierda en otros. Entre las concesiones a la derecha estuvo la definición de una economía social de mercado que restringe el papel del Estado en ella, sin llegar a los extremos neoliberales de la de 1993. Entre las concesiones a la izquierda -además de que el Apra siempre fue partidaria de esa medida- estuvo la extensión del sufragio a los jóvenes mayores de 18 años y a los analfabetos. Con esa medida, el Perú instauraba el sufragio universal a partir de 1980″ (278)

Además, hubo negociación con las Fuerzas Armadas, en cuanto a sus atribuciones, poderes y límites El Código militar fue redactado en paralelo a la constitución. Finalmente, muchos movimientos de la sociedad civil también dieron sus puntos de vista. Según López, el resultado fue algo que buscaba ser, o por lo menos pretendía asemejarse a, un Estado social de derecho:

“Pese a la economía social de mercado y a la reducción del papel estatal, se puede afirmar que el modelo general al que apuntaba la constitución de 1979 era la conformación de un Estado social de derecho en el perú” (279).

About these ads

One response to “El paso del Estado oligárquico al Estado neoliberal (3): Morales Bermudez

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.509 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: